Doce mujeres que trabajaban en una mina de oro ilegal en la provincia indonesia de Sumatra Septentrional murieron en un deslizamiento de tierra que las sepultó, informó la policía.

El accidente, dado a conocer hoy, ocurrió el jueves y causó la muerte de 12 mujeres de entre 30 y 55 años que estaban excavando en busca de oro en una mina ilegal abandonada.

"El acantilado que rodea la mina se derrumbó y sepultó a las 12 mujeres, matándolas a todas", dijo a la agencia de noticias AFP el jefe de la policía local, Marlon Rajagukguk, quien añadió que las víctimas no eran mineras profesionales.

Dos mujeres que trabajaban con las víctimas lograron sobrevivir y fueron quienes informaron a las autoridades del accidente.

Los socorristas tardaron horas en hallar los cuerpos de las víctimas, ya que se encontraban en un agujero de dos metros de profundidad, que estaba lleno de barro.

En este archipiélago abundan las minas artesanales y los lugareños suelen hurgar en los lugares abandonados en busca de restos de oro sin equipos de protección adecuados. (Télam)