El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, inauguró hoy el puesto de salud de la localidad de Volcán, una de las últimas obras en el marco del plan de reconstrucción de ese pueblo del sur de la Quebrada de Humahuaca que hace cuatro años quedó destruido completamente por un alud de barro y piedra.

El moderno edificio, para el que se invirtieron cerca de 20 millones de pesos, cuenta con múltiples espacios y áreas de Emergencia, Enfermería, Laboratorio y Sala de Observación.

“Este puesto de salud es la última obra del plan de infraestructura que nos habíamos propuesto. Hoy estamos cumpliendo una vez más con el pueblo de Volcán”, expresó hoy Morales al poner en funcionamiento el edificio que beneficiará además a los vecinos de Bárcena, Tumbaya y Tumbaya Grande.

El gobernador afirmó que en Volcán -ubicada 50 kilómetros al norte de San Salvador de Jujuy- se trabajó mucho en infraestructura con obras de agua y cloaca ya que "se tuvo que hacer todo de nuevo frente a este terrible alud”.

El puesto de salud cuenta con consultorios de ginecología, odontología, vacunatorios y farmacia, además de un patio con equipamiento para actividades recreativas, integradoras y rehabilitación.

En su breve discurso, Morales resaltó el trabajo de sus funcionarios y "de todo el pueblo porque hubo solidaridad para remediar la situación de las pérdidas materiales".

Tras el alud, el Gobierno entregó subsidios y construyó 30 viviendas nuevas además de varias casas que fueron derribadas para construirlas de nuevo; también realizó adoquinados, se pavimentó todo el pueblo y se inauguró un parque lineal y un NIDO (Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades).

En la madrugada del 10 de enero del 2017, un alud de piedra y barro sorprendió a los habitantes de Volcán y causó la destrucción del 80% del pueblo, la muerte de cuatro personas y cientos de ciudadanos debieron ser evacuados. (Télam)