Un grupo de desconocidos atacó a balazos la casa de una mujer policía que se encuentra a cargo de una comisaría de la localidad misionera de San Vicente, además de incendiarle el auto y las sospechas apuntaban a contrabandistas de soja.

El atentado, registrado en la madrugada de este martes, fue sufrido por la oficial María Eugenia Miranda, que se encuentra a cargo de la comisaría segunda de esa localidad situada en la zona central de la provincia.

Según trascendió, si bien no había detenidos por el hecho intimidatorio, las sospechas apuntaban a contrabandistas de soja y maíz, delito en cuya represión la oficial se había destacado.

San Vicente

Miranda, en declaraciones a FM Show, indicó que el ataque se produjo alrededor de las 2, cuando se encontraba en la vivienda junto a su esposo y el hijo de ambos, de cuatro años, y los tres resultaron ilesos. Los disparos dieron en la reja y un muro, además de en el auto que se encontraba en el garaje de la propiedad y terminó incendiado, informó el sitio Misionesonline.

"Estaba de franco y aproximadamente a las dos de la mañana, estábamos con mi esposo y mi hijo durmiendo, cuando nos despertamos con las fuertes y seguidas detonaciones de arma de fuego", contó.

Enseguida, el esposo de la oficial tomó el arma de ella, porque la suya la había dejado en el auto y salió al exterior de la casa para repeler la agresión, momentos en el que se dio cuenta que el vehículo se estaba prendiendo fuego.

El policía realizó un disparo al aire como advertencia pero en el lugar ya no se encontraba nadie. Según Miranda, hasta el momento, por su destacada actividad contra el contrabando de granos, había recibido "amenazas indirectas" e intimidaciones, al igual que su equipo de trabajo.

Desde hace unos meses, contó, la seccional a su cargo empezó un control rutero junto a la Agencia Tributaria de Misiones, en El Arco Centinela y Apóstoles, que son dos de los ingresos de los camiones de granos, sojas y maíz.

Dólares y soja

"Ahí se produjeron un par de secuestros y desde ahí empezamos a recibir mensajes de personas que querían hablar con nosotros, entrevistarnos personalmente y ya sabíamos por dónde viene", señaló.

En menos de un mes, la comisaría a cargo de Miranda secuestró un total de 312 toneladas de soja por contrabando. La oficial aseguró que en los últimos días recibió además varias tentativas de cohecho, relacionados con esa actividad. AMR/KDV NA