Con banderas violetas y al grito de "ni una menos", miles de personas se manifestaron hoy en el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en Madrid, en un país donde la lucha contra la violencia machista es una prioridad nacional.

Mascarillas, gorros y bufandas color violeta eran predominantes en la marcha por el centro de la capital de España, encabezada por una gran pancarta en la que se leía: "#Hartas de las violencias machistas contra las mujeres. ¡Soluciones ya!", consignó la agencia de noticias AFP.

Los participantes cantaban "No estamos todas, faltan las asesinadas" y "Ni una menos, vivas nos queremos", mientras, a sus espaldas, la fuente de Cibeles y los históricos edificios que la rodean estaban iluminados de color violeta.

"A nivel mundial todavía sigue siendo un flagelo y una problemática muy grande y ya va siendo hora de que se acabe la violencia patriarcal contra nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestras decisiones", afirmó a la AFP Leslie Holguín, estudiante y actriz de 30 años.

"Reivindicamos la abolición de la prostitución, que se acaben los asesinatos y malos tratos, las violaciones", dijo en tanto María Morán, una funcionaria de 50 años.

Otras marchas estaban convocadas en Barcelona, Valencia y otras ciudades del país.

Click to enlarge
A fallback.

La lucha contra la violencia machista es una causa nacional en España, que en 2004 se convirtió en el primer país europeo en adoptar una ley que convertía el género de la víctima en una circunstancia agravante en caso de agresión.

"Acabar con la violencia machista es una verdadera política de Estado", subrayó en su cuenta de Twitter el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, cuyo equipo, que tiene más ministras que ministros, se proclama como feminista.

Y agregó: "Ningún país será plenamente democrático si la mitad de su población sufre riesgo de violencia por ser mujer. Mi Ejecutivo es consciente de ello".

El país, que alberga un pujante movimiento feminista, dispone de un observatorio público de violencia de género que contabilizó 1.118 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2002, 37 de ellas en 2021.

Con el fin de incluir en sus estadísticas todos los femicidios, el Gobierno anunció recientemente que a partir de enero contabilizará los asesinatos a manos de hombres que no sean sus parejas o exparejas. (Télam)