En la segunda audiencia del juicio que se le sigue a Ricardo Emanuel Papadopulos, el hombre que atropelló y mató al niño de cinco años Isaac Sus en el barrio porteño de Flores en diciembre pasado, declararon dos testigos que afirmaron que el imputado "cruzó con la luz del semáforo en verde", y otro que vio el siniestro "al escuchar una acelerada".

Al iniciar el debate que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 de la Capital Federal, que compone de manera unipersonal el juez Gabriel Vega, a través de la plataforma Zoom, se citó al testigo Claudio Pérez Moled que contó que caminaba por Directorio "cuando escuchó una acelerada, giré y vi que la mujer y el nene eran atropellados".

Además, el testigo visual dijo que no vio "a un camión que cruzara la avenida San Pedrito en rojo", que "estaba preocupado en socorrer a las víctimas", y por "evitar que otros vehículos los atropellaran de nuevo".

Otro de los testigos que participó de la segunda audiencia fue el conductor de un automóvil particular que iba detrás del auto de Papadopulos cuando ocurrió el accidente.

Es así que Manuel Cruz Pérez Amarello afirmó que el imputado cambió de carril media cuadra antes de llegar a San Pedrito, es decir, que pasó de los carriles centrales al de la mano derecha, pegado a la vereda.

"Cuando cruza San Pedrito vuelve hacia los carriles centrales y ahí es cuando atropella a la mujer y al nene", contó el testigo, que ya se encontraba con su auto sobre la senda peatonal de Directorio, antes de cruzar San Pedrito, porque el semáforo estaba en verde.

También contó que hizo la misma maniobra que el acusado y que lo siguió al menos seis cuadras junto a una camioneta, y que pese a que le tocaban bocina, "no paró", y explicó que al llegar a la calle Gregorio de Laferrere "lo perdimos de vista".

Pérez Amarello coincidió con el testigo anterior en que el vehículo, un Volskwagen Golf GTI, hacía ruido al acelerar, y dijo que "no tiene escape libre, el auto es deportivo y suena así".

El tercer testigo fue el oficial de la Policía de la Ciudad, José Luis Gómez, de la División Homicidios que estuvo encargado de la búsqueda de Papadopulos, que estuvo prófugo nueve días, y detalló parte de la búsqueda del imputado y del análisis de algunos videos.

"Se hizo el análisis de los videos de la escena, de la fuga y los momentos previos a la escena del hecho. En principio por lo que se ve desde Lacarra hacia adelante, no pasó ningún semáforo en rojo, ni estaba cortando semáforos", indicó el investigador.

Asimismo, y pese a no ser su tarea, el testigo policial intentó hacer una interpretación de lo sucedido, al afirmar que "el imputado pasó en verde, con el semáforo habilitado y previo a ese paso hay un camión obstaculizando que cruza una parte de la avenida en rojo".

"Hubo dos cosas importantes con el camión que obstaculizó la visión, que ocasionó que la mujer empezara a cruzar cuando no estaba habilitado el cruce y que acelerara el paso, y que el vehículo del imputado apareciera por detrás sin ver a la mujer que cruzaba, eso es lo que se pudo percibir en las imágenes", precisó Gómez.

Finalmente, el cuarto testigo, el oficial de policía Ángel Lobosco, uno de los primeros en llegar al lugar del hecho, afirmó que acompañó al menor en el trasladado al hospital, y que desde que llegó estuvo inconsciente".

Ahora, el juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el 27 de mayo, cuando se esperan que declaren los peritos oficiales y una testigo, indicaron fuentes judiciales.

El hecho por el que está acusado Papadopulos ocurrió a las 23.02 del jueves 17 de diciembre pasado, cuando Débora Agosti y su hijo cruzaban la avenida San Pedrito, en la esquina con Directorio, y fueron atropellados por un Volkswagen Golf GTI blanco que conducía el ahora detenido.

Papadopulos, que circulaba en ese momento sin registro, se fugó del lugar y permaneció prófugo nueve días hasta que se presentó en una comisaría de la Policía de la Ciudad, donde actualmente permanece detenido. (Télam)