Más de 3 mil hectáreas de bosque afectó el incendio forestal desatado en la zona de Quillén, en Neuquén, a pesar del trabajo que realizan más de 100 brigadistas del Servicio Nacional y provincial de Manejo del Fuego, de la Corporación Forestal (Corfone) y de Parques Nacionales, informó el Gobierno de la provincia.

Hoy visitó la base del Lote 39-Quillen, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié quien mantuvo una reunión de evaluación con el intendente de Aluminé, Gabriel Álamo; el ministro de Turismo, Sandro Badilla; el secretario de Ambiente y Desarrollo Territorial, Jorge Lara; el director provincial de Manejo del Fuego, John Cuiñas y el presidente del Parque Nacional Lanín, Salvador Vellido.

También asistieron al lugar brigadistas de diferentes instituciones; propietarios y trabajadores de campos vecinos y comunidades mapuches.

Durante el encuentro se evaluaron las imágenes satelitales y los últimos partes para determinar la magnitud actual, la proyección del avance del fuego y los recursos necesarios que deben sumarse para sofocar el fuego cuanto antes.

El parte oficial destacó “el esfuerzo de hombres y mujeres que pese a la voracidad del incendio ponen todo de sí para combatir el fuego”.

También se instaló un puesto sanitario del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN).

Click to enlarge
A fallback.

Hoy arribaron al lugar brigadistas de la provincia de San Luis y mañana harán lo propio desde Córdoba.

El gobierno provincial informó que “pese al enorme esfuerzo que se viene sosteniendo desde hace días, el incendio avanza sin tregua en el Lote 39 de Quillén debido a las condiciones meteorológicas (calor y viento) y las características topográficas de la zona que dificultan seriamente las tareas de combate terrestre y aéreo”.

“El viento rota las llamas y obliga a los brigadistas a retirarse, como sucedió ayer”, se explicó y precisó que “se observa un frente de 4.000 metros aproximadamente que sigue avanzando hacia el suroeste y se estima en más de 3.000 las hectáreas afectadas por el incendio”.

Hasta el momento no hubo evacuaciones porque las viviendas más cercanas están a unos 15 kilómetros, aunque se advirtió de la situación a los crianceros (pequeños productores de ganado) para que se resguarden.

En tanto el Ejercito enviará puestos de campaña, para 100 personas, para que el personal que va llegando puesta estar en la base. (Télam)