Los bomberos griegos luchaban hoy contra un violento incendio que amenaza el parque nacional de Dadia, un "ecosistema excepcional" conocido por su población de buitres, en un momento en que el país vive una dura ola de calor con temperaturas de hasta 42 grados en algunas regiones.

Más de 300 bomberos, dos aviones cisterna y cuatro helicópteros fueron desplegados para tratar de contener el incendio en el parque de Dadia, que empezó el jueves, mientras que las autoridades evacuaron también algunos pueblos de la zona.

"Es una batalla cuesta arriba, una lucha para garantizar la supervivencia de este excepcional ecosistema", dijo este lunes el ministro de Crisis Climática y Protección Civil, Christos Stylianidis, tras visitar la zona afectada durante el fin de semana, según consignó la agencia de noticias AFP.

Desde el sábado, Grecia sufre una ola de calor que, según las previsiones, durará 10 días con temperaturas de hasta 42 grados en algunas zonas.

Actualmente, se registran incendios activos en el norte, este y sur del país, incluido en la turística isla de Lesbos.

El parque nacional de Dadia, una de las zonas protegidas más importantes de Europa, ofrece un hábitat ideal para aves raras y alberga la única población reproductora de buitres negros de los Balcanes.

Sus variados hábitats albergan también 104 especies de mariposas, 13 de anfibios, 29 de reptiles y unas 65 de mamíferos, 24 de los cuales son murciélagos, agregó la AFP.

"Después de esta difícil lucha, los expertos deben estudiar la forma de remediar los problemas provocados por el incendio", dijo el ministro, subrayando la necesidad de reforzar la "resistencia del ecosistema en el futuro".

Según los científicos, el cambio climático inducido por el hombre está amplificando las condiciones meteorológicas extremas, como las olas de calor, las sequías y las inundaciones. Estos fenómenos serán cada vez más frecuentes e intensos. (Télam)