Más de 150 policías comenzaron esta noche a controlar en 55 puestos móviles y fijos de la ciudad santafesina de Rosario, el cumplimiento de las restricciones a la movilidad vehicular nocturna dispuestas por las autoridades ante el crecimiento de casos de coronavirus, informaron fuentes oficiales.

La medida busca reducir la movilidad nocturna para vehículos particulares durante la segunda ola de la pandemia de Covid-19 para reducir la ocupación de camas críticas por personas que sufren siniestros viales, que las autoridades sanitarias quieren disponer para enfermos de coronavirus.

Según el reporte del municipio de Rosario difundido hoy, la ocupación de camas críticas llegaba al 91% en el sector público y al 98% en el sector privado de esta ciudad.

Los operativos buscan controlar el cumplimiento de las medidas dispuestas a partir de hoy por el Gobierno de Santa Fe para reducir la movilidad nocturna de vehículos particulares entre las 21 y las 6 del día siguiente.

Según se informó, en los puestos de control se solicitará permisos de circulación, documentación de los vehículos y se realizarán test de alcoholemia.

De acuerdo al decreto firmado ayer por el gobernador, Omar Perotti, en esa franja horaria queda prohibida la circulación en vehículos particulares en todo el territorio provincial.

Sin embargo, como los locales gastronómicos pueden permanecer abiertos hasta las 23 -con tolerancia de una hora-, las personas pueden moverse en transporte público o bicicletas.

Según informó hoy el Ministerio de Seguridad santafesino, en Rosario se montarán 55 puestos de control del decreto provincial que establece las restricciones a la movilidad.

De ellos, 25 son puntos de control fijos, mientras que los 30 restantes serán móviles y rotarán por distintos lugares de la ciudad, indicaron fuentes oficiales.

El ministro de Seguridad santafesino, Jorge Lagna, afirmó que buscará "controlar el máximo posible para disminuir la circulación", aunque pidió el compromiso social porque, agregó, "no podemos tener una actitud persecutoria".

De los operativos de control participan la Policía de Santa Fe, personal de las fuerzas de seguridad federales y de la Secretaría de Control del municipio de Rosario.

Según se informó, en los puestos de control se solicitará permisos de circulación, documentación de los vehículos y se realizarán test de alcoholemia. (Télam)