Más de 130 organizaciones sociales y comunitarias de todo el país participaron hoy de la primera reunión del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de Gestión Integral del Riesgo (Ccscgir), espacio destinado a que las experiencias de esas organizaciones se incorporen a las políticas públicas sobre prevención y respuesta ante emergencias, informó el Ministerio de Seguridad.

Entre esas organizaciones figuran los enfoques propios de grupos y colectivos identitarios como los pueblos originarios, la comunidad LGTBIQ+ y las personas con discapacidad.

"Con la experiencia que tenemos en este tema, hemos visto la importancia que tienen las organizaciones y las redes de la sociedad civil durante los desastres que hemos atravesado el año pasado y el actual", dijo la ministra de Seguridad Sabina Frederic al abrir la reunión.

Y agregó: "No hay manera de que el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y Protección Civil funcione sin ustedes. No solo por su experiencia, sino también por los saberes que tienen como catalizadores de las comunidades con las que interactúan”.

El encuentro constituye un espacio de articulación entre el Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) y organizaciones sociales y comunitarias de todo el país.

En ese marco, el secretario de Articulación Federal, Gabriel Fuks, sostuvo que hubo más de 130 conectados en la esta primera reunión" y destacó que "cuando comenzamos nuestra gestión, vimos que, si bien ya existía este Consejo, apenas tenía doce organizaciones inscriptas".

El Consejo tiene como objetivo "cumplir con principios transversales de inclusión, equidad, enfoque de género, diversidad y priorización de las personas en mayor situación de vulnerabilidad", indicó la cartera de seguridad en un comunicado.

Además de promover "una cultura de prevención del riesgo, mitigación y reducción de daños, así como de recolectar y compartir buenas prácticas en Gestión Integral del Riesgo (GIR) y estandarizar las prácticas educativas en materia de emergencias.

Fuks agregó que la red de organizaciones de la sociedad civil, de las organizaciones sociales que se vinculan a situaciones específicas, es una red muy grande".

"Creo que es un buen momento para ver cuál es la nueva etapa de este gran movimiento de organizaciones. En 2001, cuando los sectores vulnerables estaban tremendamente golpeados y la situación del Estado era débil, tuvieron un papel muy importante en la restructuración. Es importante definir qué papel cumplen hoy en día”, concluyó. (Télam)