Un total de 10.230 operativos de seguridad sanitaria se realizaron durante el fin de semana, luego de la aplicación de las nuevas restricciones por el aumento de casos de coronavirus, en la provincia de Salta, y en ese marco se labraron 1.956 actas de infracción y se detectaron 20 fiestas clandestinas.

Fuentes gubernamentales informaron hoy que durante el fin de semana se realizaron 10.230 operativos de seguridad sanitaria en las distintas localidades de la provincia de Salta, y se labraron 1.956 actas de infracción por incumplimientos a las medidas sanitarias, en su mayoría por no usar tapaboca.

Además, detallaron que se detectaron y se clausuraron 20 fiestas clandestinas en la provincia, de las cuales la mayoría se registraron en Salta Capital y Tartagal, por lo que se hicieron las consultas judiciales correspondientes y se sancionaron a responsables y concurrentes.

Estos operativos se realizaron luego de las últimas restricciones que por el aumento de casos de coronavirus entraron en vigencia el pasado viernes, 9 de abril, y que en Salta incluyó un límite horario para el funcionamiento de todas las actividades, sin distinción de rubro, hasta las 0, y la circulación se restringió entre la 1 y las 6 de la mañana.

Este fin de semana, la Policía de Salta reforzó el servicio preventivo en el marco del operativo Covid-19, con patrullajes de seguridad urbana, controles vehiculares, controles en comercios y locales gastronómicos, entre otras tareas preventivas.

En Salta, la Ley Provincial 8206 estipula sanciones económicas de hasta 135 mil pesos y penales por atentar contra la salud pública, organizando o participando de reuniones masivas no autorizadas por las autoridades competentes.

Las sanciones económicas pueden ser de hasta 135 mil pesos a quienes organicen y participen de fiestas clandestinas y las multas, que se fijan en días de sanción, van de 40 a 400, según lo que establece la ley.

En lo que va del año, se detectaron 326 eventos masivos prohibidos, que representan un grave atentado contra la salud pública, mientras que, en el último mes, la Policía de Salta clausuró 100 fiestas clandestinas.

El Ministerio de Seguridad de Salta dispuso intensificar los controles de seguridad sanitaria en toda la provincia, luego de detectar y clausurar estas 20 fiestas.

Por ello, el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, indicó que, “ante la falta de conciencia de la comunidad respecto a la pandemia y a los riesgos de contagio, se intensificaran los controles para evitar la realización de eventos clandestinos de masiva concurrencia, que representan un gran riesgo sanitario para la población”.

El funcionario manifestó que la responsabilidad familiar “es fundamental para evitar mayor propagación de la pandemia”, tras lo que instó a padres y tutores a “desalentar la concurrencia de los jóvenes y adolescentes a estas reuniones”, que en su mayoría son juveniles, en locales privados, casas de campo o domicilios particulares en barrios.

Finalmente, recordó que es de vital importancia que, ante una fiesta clandestina, los vecinos reporten el incumplimiento al Sistema de Emergencias 911. (Télam)