Los padres y familiares de Iara Rueda, la adolescente jujeña de 16 años que estuvo varios días desaparecida a fines de septiembre del año pasado y fue encontrada asesinada en un descampado a ocho cuadras de su casa, encabezaron hoy una marcha en la capital provincial exigiendo avances en la investigación judicial.

“No vamos a bajar los brazos hasta que todos los asesinos estén presos, inclusive los policías y fiscales que no hicieron nada para buscarla”, señaló la madre de Iara, Mónica Cunchilla, al encabezar la movilización y exigir a la justicia que “no se excuse en la pandemia para no avanzar en la investigación”, al cumplirse ocho meses del femicidio.

Agregó que permanecerán en las calles pidiendo justicia no solo por el asesinato de Iara, sino también por el resto de femicidios y homicidios que vienen sacudiendo a la provincia y tampoco encuentran justicia.

En ese sentido, hizo especial mención de otra joven de 16 años, Kathy Vilte, que al igual que Iara, fue encontrada asesinada en la provincia y ayer se cumplieron diez años del crimen sin hacerse justicia, según reclamaron también familiares de la menor que participaron de la marcha.

“Basta de no responder a las familias. Su causa está dormida. Dónde están los responsables, qué pasó con los expedientes”, preguntó la madre de Iara sobre la investigación en torno al asesinato de Kathy Vilte y agregó que seguirán manifestándose en las calles pidiendo justicia hasta que obtengan respuestas.

El asesinato de Iara Rueda se produjo en medio de una ola de cinco femicidios registrados en poco más de un mes en la provincia el año pasado y que la llevaron a poseer la tasa de casos más alta del país, según informes de agrupaciones como Mumalá.

La menor había desaparecido el 23 de septiembre tras salir en bicicleta de su casa, en la ciudad jujeña de Palpalá, y fue hallada estrangulada cinco días después, en medio de reclamos de inacción estatal para buscarla, lo que llevaron también a la familia a realizar una denuncia por abandono de persona. (Télam)