Organizaciones feministas se movilizaron esta mañana a los Tribunales del centro porteño para exigir la libertad de Tifany Yasmin O'neil, la joven de 19 años que está detenida desde hace más de una semana por herir a su expareja cuando se defendía de sus agresiones, en el marco de una situación de violencia de género, y reclamaron una reforma del sistema judicial al que consideraron "patriarcal".

"Desde la CADH (Coordinadora Argentina por los Derechos Humanos) y MAREA feminismo popular estamos acompañando y patrocinando a Tifany Yasmin O'nell, que se encuentra privada de su libertad injustamente luego de haber actuado en defensa propia cuando, en el marco de una situación de violencia de género, apuñaló a su ex novio Jesús Ibarra para defenderse", según el comunicado emitido por las organizaciones feministas.

Según las entidades, "Ibarra hostigaba a Tifany desde hacía tres años, acosándola y golpeándola por negarse a continuar el noviazgo".

Samanta Pedrozo, la abogada defensora de Tifany y miembro de la CADH, precisó que el hecho ocurrió el pasado 9 de diciembre al mediodía, cuando Ibarra apareció en inmediaciones de la vivienda de Tifany y comenzó a insultarla y a querer ingresar a su casa para agredirla.

"Tifany llamó al 911 y solicitó protección estatal, pero la policía tardó en llegar y ante la amenaza de Jesús Ibarra tuvo que defenderse", afirmó Pedrozo y agregó que "en la pelea, mientras Ibarra sujetaba a O'neill por el cuello, ella lo hirió con un cuchillo; luego, él comenzó a caminar por la calle, ya sangrando, momento en que lo vieron unos vecinos desde un balcón de las torres de Lugano y llamaron a la policía".

Ibarra estuvo internado unos días y se encuentra fuera de peligro, según se indicó.

Click to enlarge
A fallback.

La abogada remarcó que "está debidamente acreditado en la causa" la existencia de dos denuncias previas realizadas por O'Neill en la comisaría barrial de Lugano y que hubo una restricción perimetral sobre Ibarra, que ya no estaba vigente, y se asignó, en agosto último y por el lapso de unos días, una consigna policial para custodiar a la joven.

"Nos puede pasar a cualquiera por eso queremos la reforma y marchamos pidiendo que la liberen porque si era un hombre, seguro estaba libre", dijo a Télam Felicidad Salinas de Barrios de Pie.

Asimismo, la referente de MAREA feminismo popular CABA y consejera territorial de género y diversidad, manifestó que la expareja de Tifany tenía varias denuncias, la víctima también tenía el botón antipánico pero "igualmente se acercó a ella que tuvo que defenderse".

Salinas advirtió: "Quieren verla con un tiro en la cabeza para creerle, basta del feminismo patriarcal".

En el mismo sentido, Fátima Delgado, promotora de género y diversidad de MAREA y referenta social del barrio Soldati, se refirió a la situación de Tifany: "Cuando nosotras denunciamos violencia, aunque terminemos en el hospital, a los agresores la policía nunca los busca ni los detiene, pero cuando denuncia un varón en minutos nos detienen y nos niegan todos nuestros derechos. Tanto la policía como el sistema judicial son machistas".

"El juez de instrucción Fernando Caunedo, del Juzgado Nacional en lo criminal y correccional de instrucción N° 39, se niega a sobreseer a Tifany e ignora las pruebas presentadas hasta el momento por su defensa", se quejaron desde la CADH.

"Claramente cuando hablamos de Reforma Judicial Feminista y aplicación patriarcal de tipo penales nos referimos a este tipo de casos, donde mujeres sufren la interpretación de laley por un juez machista y sin perspectiva de género", afirmaron las organizaciones feministas en un comunicado.

Y concluyeron: "Sencillamente, repudiamos el accionar machista de este juez que solo justifica la detención de Tifany en especulaciones machistas y absurdas".

(Télam)