La Asociación Civil Madres del Dolor denunció hoy que se realizan picadas "peor que antes de la cuarentena" en el partido bonaerense de La Matanza, la avenida Figueroa Alcorta en la Ciudad de Buenos Aires y el tramo de la Panamericana que va desde General Paz hasta el partido de Pilar.

“Desde que se empezó a liberar todo está peor que antes de la cuarentena porque ahora empiezan a las 21, desde la General Paz, pasando por la Panamericana, y terminan generalmente en el partido de Pilar”, dijo a Télam Viviam Perrone, integrante de Madres del Dolor y del Observatorio de Víctimas de Delito en la Cámara de Diputados.

También señaló que la mamá de Tahiel Contreras, un chico de 6 años que murió hace 2 meses al ser víctima de una picada la llamó “para denunciar picadas de motos en el km 42 de La Matanza donde ella vive, frente a un parque donde van familias”.

“Chicos de 12, 13 años manejan motos y van de contramano, pasan los patrulleros pero no hacen nada”, señaló, y agregó que estas situaciones ocurren “todos los sábados y domingos” desde las 17.

Perrone señaló que Madres del Dolor está “pidiendo que cuando encuentran autos que están corriendo una picada se secuestren los vehículos” porque “si les ponen una multa o los paran en el momento, a ellos no les importa nada”.

El jueves pasado “Benjamín Quispe, de 8 años, iba en bicicleta con su papá en la ciudad bonaerense de Berazategui cuando un conductor de 15 años que viajaba con exceso de velocidad los atropella y mata al niño” que ayer fue sepultado.

“Lo arrastró más de una cuadra hasta que tuvo que frenar”, dijo Perrone.

El adolescente, tras embestir con su automóvil marca Volkswagen Senda azul la bicicleta en la que se trasladaba Quispe, se dio a la fuga.

En este contexto, sostuvo que “en Argentina no es un delito conducir en estado de ebriedad o exceso de velocidad, te hacen una multa”.

“Hay un proyecto que presentamos en febrero de este año donde pedimos que sea un agravante cuando se infringe la ley y no cuando se tenga el doble de la cantidad de alcohol permitido, pedimos que consideren alcohol cero en todos los conductores”, resaltó.

La iniciativa fue presentada en el Congreso también con la intención de que se aumente “el mínimo de la pena, que es tres años a tres años y medio”.

Además se presentaron los proyectos de la ley Tahiel y la ley Kevin para establecer penas de entre 8 y 25 años de prisión para quienes corren picadas, explicó la integrante de Madres del Dolor. (Télam)