Los Granaderos a Caballo celebraron hoy en su cuartel del barrio porteño de Palermo el bicentenario del Combate de Riobamba, en el que un ejército compuesto por militares de todos los pueblos libres de América Latina vencieron a las fuerzas realistas y sentaron las bases sobre las que se construyó la victoria en la Batalla de Pichincha, que terminó con las aspiraciones coloniales de España en el continente.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, encabezó esta mañana el acto oficial en conmemoración de los 200 años del Combate de Riobamba, en el Regimiento de Granaderos a Caballo “General San Martín”.

Taiana sostuvo que “este combate es un ejemplo del heroísmo, compromiso, profesionalidad y patriotismo de nuestros Granaderos; esa batalla da cuenta de lo que debe ser un soldado cuando defiende los intereses de su patria o de su patria grande”, expresó el funcionario.

“Es un gran honor conmemorar los 200 años del Combate de Riobamba, y hacerlo en los mismos días en que el presidente de Ecuador ha estado de visita en la República Argentina. Esto nos muestra la hermandad y solidaridad entre los pueblos y gobiernos de nuestra América Latina, y en particular de nuestra América del Sur”, subrayó el titular de la cartera.

En esa línea, recordó que este enfrentamiento “preparó la Batalla de Pichincha, que dio la victoria definitiva para la independencia de Ecuador, y permitió el encuentro y abrazo de Guayaquil entre San Martín y Bolívar”.

“En ese combate participaron tropas de diversos países en una muestra del carácter continental que tenía la voluntad de independencia y libertad, y fue una muestra de valentía de los distintos soldados y oficiales que luchaban y exponían sus vidas por el bienestar del conjunto”, ponderó.

El Ministerio de Defensa informó a través de un comunicado que la celebración comenzó con la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino frente al Escuadrón Riobamba, luego se descubrió una placa conmemorativa en ocasión del bicentenario, y se realizó un minuto de silencio en memoria de los héroes de la batalla.

Posteriormente se entonaron las estrofas de la “Marcha de San Lorenzo”, para dar por finalizada la ceremonia.

Riobamba fue un enfrentamiento vital entre las tropas realistas y los movimientos independentistas.

Gracias a este triunfo, los realistas retrocedieron hacia Quito, en donde un mes más tarde se libró la Batalla del Pichincha y se selló la independencia de lo que luego sería la República del Ecuador.

El Combate de Riobamba es considerado como uno de los más brillantes de caballería en la Guerra de la Independencia Sudamericana.

Estuvieron presentes en el acto el embajador de Ecuador en Argentina, Xavier Alfonso Monge Yoder; el titular del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Martín Paleo; el subjefe del Ejército, general de División Diego Martín López Blanco; el jefe del Regimiento Granaderos a Caballo “General San Martín”, coronel Rodríguez Spada, y el subsecretario de Asuntos Internacionales, Roberto De Luise, entre otras autoridades.

El 9 de octubre de 1820 Guayaquil se proclamó independiente del poder colonial español que hasta ese momento formaba parte de la Capitanía General de Quito, Virreinato de Nueva Granada.

Los patriotas del Guayas sabían que contaban con el apoyo del gobierno peruano, cuyo mando era ejercido por el General José de San Martín, “Protector del Perú”, y con el del General Simón Bolívar, que luchaba en esos momentos por la emancipación de Colombia.

Entre enero de 1821 y agosto de 1822 un importante contingente militar independentista le disputó a los realistas la emancipación de la Capitanía de Quito del Reino de España.

El 21 de abril de 1822 el Ejército del Sur y el 1er. Escuadrón de Granaderos obtuvieron la victoria en Riobamba.

El Combate de Riobamba, aunque de corta magnitud, se enmarca en una acción combinada, ya que estaba conformado por el primer Escuadrón de Granaderos a Caballo integrado por argentinos, orientales del Uruguay y chilenos; el Escuadrón de Dragones que participó en la segunda carga, conformado por colombianos, y el Escuadrón de Cazadores a Caballo peruano, a cargo de la persecución; todos a órdenes del Jefe de la Vanguardia, el venezolano Coronel Ibarra.

"Riobamba es un ejemplo de coraje y determinación de los Granaderos conducidos por el Sargento Mayor Lavalle. Nutrió de valor y esperanzas ciertas al Ejército del Sur y a la naciente fuerza ecuatoriana, y mostró que se podía vencer en forma contundente a los realistas. Cientos de argentinos, colombianos, chilenos, ecuatorianos, peruanos, orientales y venezolanos combatieron para asegurar la libertad", señalaron desde la cartera de Defensa.

(Télam)