Santiago del Estero ya tiene estudiantes de la Facultad de Medicina que terminaron de rendir todas sus materias y están a un paso de convertirse en los primeros médicos recibidos en la provincia. Pero antes de serlo, tendrán que realizar sus prácticas en la zona rural de Santiago del Estero, las cuales están previstas para marzo de próximo año, según comentó a Télam la coordinadora de la Zona sanitaria Norte, Rosana Roldán.

Días pasados, la directora de Interior del Ministerio de Salud, Graciela Alzogaray acordó con el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), Eduardo Lian Allub, la planificación de la rotación por hospitales del interior de los alumnos del último año de la carrera.

Para esta práctica se seleccionaron dos hospitales para iniciar este proceso; el de Nueva Esperanza y el de Pinto, por lo que se designaron tutores rurales a los directores de estos nosocomios, Rosana Roldán y César Ganem.

"Esta firma de acuerdo es muy importante ya que se proyecta la pasantía rural de los estudiantes del último año de Medicina", explicó Roldán y añadió que el objetivo es que "conozcan el interior provincial, aunque muchos estudiantes son santiagueños del interior".

"Los futuros colegas de esta forma conocer lo que es ser médico rural, porque ser médico rural significa hacer todo un poco, desde una sutura hasta un parto, todo lo se te presenta se debe realizar", comentó.

A la vez consideró que los estudiantes podrán vivir situaciones únicos, porque "en el interior se resuelve muchas cosas", no sólo en cuestiones médicas propiamente dichas, sino también sociales y humanitarias.

"Asimismo que los médicos estén en el interior es una forma de también de descentralizar lo que es Capital y Banda", indicó.

"Ahora empieza una etapa de capacitación y formación de los coordinadores", explicó ya que se prevé empezar "el próximo año con las rotaciones rurales, esperamos que en marzo del 2022 comiencen los pasantes rurales a venir a Nueva Esperanza y también vayan a Pinto, que serán las dos cabeceras".

Sin embargo sostuvo que "el pasante va a salir a terreno, serán ocho semanas de pasantía rural, en donde tendrán que pasar por los distintos servicios que tenga el hospital, pero también deberá ir a terreno y eso implicará ir a parajes como Piruaj Bajo, El Mojón, La Fragua, Agua Amarga, entre otros".

"Porque la idea es que el futuro colega conozca lo que es la realidad, que con un estetoscopio va a tener que diagnosticar, medicar y todo lo que se le presente", aseveró.

"Yo soy una ex pasante rural y la vivencia que uno tiene, lo que uno aprende en la ruralidad es algo valioso e único, que después cuando lo pones en la práctica da sus frutos", puntualizó. (Télam)