La guardia del Hospital Oftalmológico “Enrique B. De María” de Santiago del Estero, centro de referencia de la provincia, atendió en la guardia a 18 pacientes con diferentes lesiones por los festejos de Año Nuevo, aunque sólo 6 fueron por pirotecnia.

Según informó a Télam la directora del hospital, Dolores Coronel, “en los últimos años se ve una baja en personas lesionadas por el uso de pirotecnia”.

Y remarcó que “hay una mayor concientización” no sólo en el uso, si no también en tratar de evitar estruendos o bombas que son muy peligrosas.

De los 6 casos que hubo, cinco fueron lesiones leves de niños de entre 4 y 8 años, quienes “tuvieron úlceras de córneas leves por la pirotecnia”, dijo Coronel y explicó que “son quemaduras que se producen por una chispa”.

“Todos ellos fueron curados en el momento y se fueron a sus hogares”, indicó la profesional y agregó que en 24 horas esas personas deberán hacer un control.

A la vez, Coronel detalló que hubo un caso de un adulto, que tuvo “una lesión de mediana gravedad”, ya que fue alcanzado por un petardo en el ojo cuando estaba junto a su familia comiendo afuera de su domicilio.

Click to enlarge
A fallback.

“Esta persona fue curada y también se fue a su casa, con observación a las 24 horas”, manifestó la directora del hospital oftalmológico.

Finalmente, Coronel indicó que comparado con Navidad, en la guardia de Año Nuevo hubo tres heridos más, sin embargo aclaró que el “número de heridos se mantiene bajo”.

Los demás casos fueron atendidos por la doctora Giselle Aguirre, quien estuvo de guardia, y tuvieron que ver con accidentes domésticos, conjuntivitis o denominados orzuelos. (Télam)