En Argentina se produce un accidente cerebrovascular (ACV) cada 9 minutos, 126 mil al año, de los cuales 18 mil terminan en muerte, y factores de riesgo como el sobrepeso, hipertensión, tabaquismo, sedentarismo o arritmias cardíacas, coinciden con las comorbilidades que complican un cuadro de coronavirus o pueden derivar en esa enfermedad, según la Federación Argentina de Cardiología (FAC).

"Los factores de riesgo que pueden complicar un cuadro Covid son los mismos para un ACV y, de hecho, es una de las complicaciones neurológicas que puede ocasionar el coronavirus", explicó a Télam la médica especialista en neurología del Hospital Clínicas y Neurología Integral de Buenos Aires (Neiba), Verónica Tkachuk.

El sobrepeso o la obesidad, el sedentarismo, alta presión arterial (hipertensión), glucosa elevada en sangre (diabetes), altos niveles del colesterol denominado "malo", apneas del sueño, arritmias cardíacas, tabaquismo, drogas ilícitas (por ejemplo, cocaína) y estrés crónico, son los factores de riesgo enumerados por la especialista que favorecen a padecer un ACV.

Según datos de la Federación Argentina de Cardiología, ya difundidos el año pasado, en la Argentina se produce un accidente cerebrovascular (ACV) cada nueve minutos, 126 mil casos de ACV por año, de los cuales 18 mil mueren.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que 15 millones de personas sufren un evento vascular cerebral al año en todo el mundo, de los cuales 5 millones mueren y otra igual cantidad de personas sufre una discapacidad de por vida.

Los síntomas previos a un ACV, según la médica, "se manifiestan en forma súbita provocando asimetría en la cara, trastorno en el habla o disminución de la fuerza de los miembros".

"Es importante destacar que si esto sucede, se recomienda el acceso lo más rápido posible a un centro de emergencias, ya que existen tratamientos que pueden ser utilizados en un periodo de tiempo acotado desde comenzados los síntomas, y puede revertirlos", indicó.

Las medidas de prevención para evitar padecer esta enfermedad también coinciden con algunas de las que estimulan la actividad cerebral en la recuperación post-Covid:

-Mantener un peso saludable: El sobrepeso contribuye a otros factores de riesgo como la hipertensión.

-Dieta: Se recomienda al menos cinco porciones diarias de frutas o verduras. La dieta mediterránea, que hace hincapié en aceite de oliva, frutas, nueces, verduras y cereales integrales, puede ser útil. Reducir las grasas saturadas y trans.

-Ejercicio aeróbico: Contribuye a reducir la presión arterial, aumentar niveles de colesterol bueno, perder peso, controlar diabetes y el estrés. Iniciar gradualmente, hasta por lo menos 30 minutos de actividad física aeróbica como caminar, trotar, nadar o andar en bicicleta la mayoría de los días de la semana.

-Abandonar hábitos tóxicos: Tabaquismo, drogas ilícitas, alcohol en exceso.

-Priorizar algún momento del día para relajación: Hacer actividad recreativa, vida social, meditación, rutinas de autocuidado.

-Chequeo médico anual para búsqueda y tratamiento de los factores de riesgo de ACV.

-De existir hipertensión, diabetes, colesterol elevado, apneas del sueño, arritmias, entre otros, deberán ser tratados y controlados de forma continua. (Télam)