Un grupo de estudiantes de una escuela de gestión social de Paso del Rey, partido de Moreno, decidieron en plena pandemia abrir la escuela y dar asistencia alimenticia a los vecinos, muchos de ellos sus propios compañeros, para lo cual al principio utilizaron sus propios recursos, con lo que llegaron a alimentar a 35 personas.

"Somos una escuela solidaria que trabaja de forma diferente a otros establecimientos. No podía ver como algunos de nuestros compañeros no tenían un plato de comida y los vecinos del barrio, muchos de ellos ancianos, también en plena pandemia el año pasado, carecían de sustento", dijo a Télam, Martina una estudiante de 17 años.

La joven, integrante del Movimiento Estudiantil Secundario de Moreno, llevó la iniciativa primero a su escuela situada en el barrio Parque de esa localidad y luego a otros establecimientos.

La Olla Popular comenzó en junio del año pasado y sigue vigente "hasta que ningún vecino tenga que venir para poder comer", dijo Martina

"Me incorpore a la militancia en la escuela, siempre tuve esta mirada del barrio y de la comunidad, militaba en organizaciones sociales y otros espacios y esto trajo mucho de solidaridad, de estar con el otro, de acompañarlo", dijo la estudiante quien no sabe qué carrera seguirá pero seguro relacionado con lo humanista.

Martina destacó que "había un gran problema en el barrio y la escuela estuvo de acuerdo en abrir sus puertas para esta iniciativa, creo que si lo hubiera planteado en otra escuela no me lo hubieran permitido"

Click to enlarge
A fallback.

La joven contó cómo funciona la organización interna de la escuela.

"Acá todos pagamos la luz y el agua de la escuela; no hay una cartuchera, hay un caja común donde todos aportamos los útiles escolares para el que no puede comprarlos. Estudiantes que están encargados de los espacios comunes se van rotando en la limpieza y si tenemos algún problema lo charlamos en ronda entre todos para debatirlos", aseguró Martina.

La joven destacó que "por eso nos dolió tanto la falta de alimentos de nuestros compañeros y de los vecinos" y relató que la relación con los profesores "es dinámica y siempre nos dijeron que la escuela es comunitaria y es del barrio".

La alimentación a los vecinos que fue durante meses solventada por el Comité de Crisis del Municipio de Moreno, ahora lo hace la tesorería del Centro de Estudiantes, que maneja lo recaudado en distintas actividades. (Télam)