Los dos chimpancés del Ecoparque porteño, Sasha y Kangoo, fueron trasladados al santuario Monkey World Ape Rescue Centre, ubicado en Warehamen, Reino Unido, al que llegaron "en perfectas condiciones de salud", informó hoy la Secretaría de Ambiente y el Ecoparque de la Ciudad.

El traslado se efectuó por vía aérea hasta la ciudad de Londres y se completó de manera terrestre hasta el santuario ubicado en Longthorns, Warehamen, Reino Unido, 180 kilómetros al suroeste de esa capital, precisaron a través de un comunicado.

De esta forma, Sasha, de 24 años, y su hijo Kangoo, de 15, fueron acompañados en distintas etapas del viaje por el personal técnico del Ecoparque y del santuario, en las que se pudo verificar el estado de salud de ambos individuos, además de alimentarlos y darles agua.

A su vez, gracias a la preparación recibida los meses anteriores al traslado, ambos ejemplares pudieron viajar sin necesidad de sedantes y arribaron "en perfectas condiciones de salud" al centro especializado.

"Con este traslado llegamos a 927 animales derivados desde el año 2016. Es un gran desafío y nos llena de emoción. Con cada acción estamos más cerca del nuevo rol que tiene el Ecoparque, con el foco puesto en generar educación ambiental, desarrollar programas de conservación de especies, y asegurarle a los animales un mejor bienestar" expresó Inés Gorbea, secretaria de Ambiente de la Ciudad.

Esta es la primera vez que los chimpancés salen del Ecoparque, ya que ambos nacieron en el antiguo zoológico de Buenos Aires, donde permanecieron hasta su traslado.

En los próximos días se espera que comiencen los trabajos de adaptación al nuevo hogar, donde tendrán la posibilidad de interactuar con otros individuos de su especie.

"Empieza una nueva vida para ellos, rodeados de otros individuos de su misma especie que es algo necesario y que en el parque no se lo podíamos dar. Si bien en las próximas semanas se realizará la adaptación progresiva, las primeras presentaciones fueron muy positivas, así que esperamos que el proceso sea corto", afirmó Federico Iglesias, subsecretario a cargo del Ecoparque.

El santuario Monkey World ayudó a 28 gobiernos de todo el mundo en casos de crueldad o negligencia animal, y actualmente alberga a más de 200 individuos de más de 20 especies de primates. (Télam)