Uno de los jóvenes rehabilitados que se hicieron cargo provisoriamente de la comunidad terapéutica "La Razón de Vivir" tras las detenciones ayer de los responsables del centro, aseguró esta mañana que "los chicos están tranquilos,cumpliendo sus actividades como corresponde", y señaló que "ya pasó lo peor".

"Lo peor fue vivir el allanamiento, tener patrulleros adentro como si los chicos hubieran cometido algún delito", dijo a Télam el joven, llamado Catriel, quien subrayó que "hoy está normal la situación" en la sede de la comunidad de Florencio Varela, en la zona sur del conurbano bonaerense.

Catriel, que junto a otros cinco jóvenes rehabilitados decidieron hacerse cargo de ese centro, dijo que "los chicos recién se despertaron; estamos todos los chicos rehabilitados unidos y vamos a tratar de sacarlo adelante".

"La causa mía de estar acá hoy es luchar por la recuperación de mis compañeros", agregó en diálogo con Télam.

Luego de la detención del conductor televisivo Marcelo "Teto" Medina y otras 16 personas en una causa por presunta asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en la comunidad terapéutica que no estaba habilitada, Catriel señaló hoy que "los chicos están tranquilos cumpliendo sus actividades como corresponde".

"Al principio fue una situación difícil, pero ahora hay más calma en el grupo", indicó y remarcó: "Sabemos por la causa que estamos acá y estamos agradecidos de tener la oportunidad de poder cambiar nuestra vida".

En la sede de la comunidad "La Razón de Vivir" de la localidad bonaerense de Florencio Varela permanecen internados 30 hombres en recuperación de adicciones, mientras que alrededor de otros 30 "decidieron abandonar el tratamiento ayer", relató Catriel.

El predio se encontraba esta mañana con consigna policial en los portones de entrada, pero sin presencia de las fuerzas de seguridad en el interior.

"Se rumorea que estamos inhabilitados, pero tenemos un servicio estatal de cursada del secundario dentro de la quinta", sostuvo el hombre y detalló que, hoy, los jóvenes continuarán con su cronograma diario con distintas actividades.

"Ahora están en clase de Lengua y Literatura del Plan FinEs (Programa de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios); después van a almorzar, tienen clases de arteterapia, y a las 5 practican deportes", detalló.

Consultado sobre las denuncias sobre un presunto sistema de castigos que se aplicaba en la comunidad, Catriel señaló: "Cuando venís de la calle de consumir muchos años, a vos te dicen que tenés que hacer tal cosa, como barrer el patio, y no lo querés hacer".

En ese marco, continuó: "Eso es chocante para los chicos al principio, pero después se van acomodando a las normas de convivencia y generan el hábito".

Sobre la detención del mediático "Teto" Medina, acusado de cumplir el rol de ser "la cara visible y pública" de la organización, Catriel afirmó que "está muy lejos de ser captador de víctimas".

"¿Cualquier persona que comparte una publicación en redes se termina convirtiendo en eso?", se preguntó el joven.

En ese sentido, concluyó: "Están las cosas un poco enroscadas, hace falta tiempo para que la verdad salga a la luz". (Télam)