(Por Natalia Concina).- Los casos notificados de coronavirus de los últimos 14 días aumentaron un 23% respecto a las dos semanas previas en la Argentina, impulsados principalmente por la Ciudad de Buenos Aires -donde ese porcentaje ascendió a 47%-, en tanto que las internaciones en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) y los fallecidos por Covid-19 continúan bajando.

"Con el aumento de la predominancia de la variante Delta en la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en otras jurisdicciones se muestra ya un claro cambio de tendencia donde los casos no sólo dejaron de bajar sino que comenzaron a crecer", dijo a Télam el contador correntino Martín Barrionuevo, quien analiza datos desde el comienzo de la pandemia en marzo de 2020.

Al evaluar la razón o crecimiento, una de las variables propuestas por el Ministerio de Salud para seguir la evolución de la pandemia que suma la cantidad de casos notificados durante 14 días y los compara con los 14 previos, Barrionuevo explicó lo que ocurre en las diferentes regiones del país.

"A nivel nacional, en los últimos 14 días los casos crecieron un 23%; este crecimiento está sobre todo impulsado por la Ciudad de Buenos Aires, donde aumentaron un 47%, y la Provincia de Buenos Aires, donde el incremento es del 33%", sostuvo.

En la región del centro del país las notificaciones crecieron durante los últimos 14 días un 17%; en la Patagonia, un 27%; en el Noreste, un 25%; mientras que en el Noroeste hubo un descenso del 3% y en Cuyo del 36%.

"Este incremento, que ya se ve en algunas regiones, era lo esperable; lo que esperamos es que no sea tan elevado como en otras regiones por el alto nivel de vacunación que tenemos y por la cantidad de personas que ya tuvieron la infección", aseguró Barrionuevo.

Click to enlarge
A fallback.

Para este analista, la buena noticia es que "hasta el momento las camas ocupadas en las terapias intensiva por pacientes con coronavirus siguen bajando a igual que los fallecidos. Esperamos que a pesar de que los casos aumenten no crezcan en la misma proporción internados y muertos".

No obstante, la cantidad de casos por 100 mil habitantes (incidencia) en los últimos 14 días sigue siendo baja.

"El nivel de alarma está en 500 casos por 100 mil habitantes, y a nivel país estamos en 35 notificaciones por 100 mil y de las regiones, el lugar más alto es la Ciudad de Buenos Aires con 83 casos por 100 mil habitantes, seguida de la Patagonia y el NOA con 40, por lo cual estamos lejos de una situación de alarma", describió.

Según el último informe del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2 (PAIS) publicado ayer, la variante Delta se encontró en el 84,6% de las muestras analizadas durante la segunda quincena de octubre de la Ciudad de Buenos Aires y en el 83,3% de las del conurbano bonaerense.

Las provincias que le siguen son Neuquén, con una prevalencia de Delta del 41% en las muestras; Santa Fe, con 21%, y Córdoba, con 10%; mientras Chaco es una de las jurisdicciones en las que no se detectó.

"Este informe refleja la heterogeneidad que tienen aún la prevalencia de la variante Delta en el país, en una suerte de bisagra o transición que a mediano plazo será dominancia en todo el territorio", señaló a Télam Humberto Debat, virólogo e integrante de Proyecto PAIS.

Debat aseguró que "en base a lo que sucedió en otros países, ese 80% en AMBA se va a ver en el resto del territorio nacional".

Por su parte, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo que hubo "20 semanas de descenso (de casos) y que las últimas dos semanas se produjo una pequeña fluctuación en los grandes conglomerados, generalmente a expensas de la circulación de la variante Delta", al realizar ayer anuncios entre los cuales la habilitación de un aforo del 100 por ciento para los eventos masivos a partir del 16 de noviembre próximo.

Sobre la dispersión de la variante Delta, Vizzotti sostuvo que "está aumentando la proporción en relación a otras en el número de casos, sobre todo en personas sin antecedentes de viaje y sin relación con alguien que haya tenido viajes. Tenemos el 61% total de país siendo Delta y el 80% en el AMBA".

En el último informe PAIS, los investigadores señalaron que los resultados obtenidos "están en consonancia con la situación epidemiológica regional" que se caracteriza "por un incremento de la frecuencia de detección de la variante Delta en simultáneo con el reporte de un número de casos estable o a la suba, tanto en Argentina como en otros países de la región".

En Chile, la variante Delta representaba más del 90% de los nuevos casos a principio de octubre; en Brasil un 91,8% en septiembre de 2021 y en Uruguay en un 100% de los casos en la actualidad.

"Lo que esperamos es un desacople entre casos notificados, hospitalizaciones y fallecimientos; es decir que el crecimiento de casos no impacte sobre las otras dos variables", insistió Debat, para quien "la dominancia de Delta llega con una altísima pre inmunidad en la población por lo que el cambio de tendencia en el paisaje epidemiológico probablemente no se refleje en el aparato de salud. Algo totalmente distinto a lo que fue la terrible segunda ola".

Hasta el momento, la ocupación en UTI por pacientes con Covid-19 es la más baja registrada durante 2021: al 29 de octubre había 609 camas, una cifra que no se registraba desde antes de la primera ola.

Además de la predominancia de la variante Delta, una características que se observa en las nuevas notificaciones es el aumento de la población menor de 18 años en la proporción del total de casos.

"Si ordenamos los casos por fecha de inicio de síntomas, en la Ciudad de Buenos Aires los menores de 18 años vienen representando más del 20% de las nuevas notificaciones desde la semana 33, y en la semana 37 llegó incluso a representar el 30%", señaló por su parte el físico e investigador del Conicet Jorge Aliaga.

Aliaga, exdecano de Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires y actual secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham, sostuvo que "en este contexto avanzar con la vacunación de adolescentes y población pediátrica es clave".

Al 28 de octubre, en la franja de 12 a 17 años se vacunó con al menos una dosis al 54.68% y en la de 3 a 11, al 25.70%.

Además de continuar con la vacunación, los investigadores del Proyecto PAIS enfatizaron la importancia de "mantener los protocolos de testeo y aislamiento de casos positivos, y las medidas de cuidado para evitar una mayor propagación de la variante Delta u otras variantes". (Télam)