Los pobladores de la localidad jujeña de Paicone, a 130 kilómetros al oeste de La Quiaca, se sorprendieron hoy con un paisaje blanco que alimentó la nieve caída durante toda la madrugada debido a las bajas temperaturas que en esa región suelen descender en esta época del año a más de diez grados bajo cero.

El frío intenso se instaló desde hace algunos días en la Puna de Jujuy, donde se registra hoy una temperatura de 8 grados bajo cero al sur de Paicone, y la variable humedad en buena dosis favoreció la llegada de la nevada, dijeron a Télam fuentes de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu).

“Este fenómeno tiene que ver con el denominado viento Norte, que cuando viene cargado con un poco de humedad desde el Noroeste se eleva en las altas cumbres, se enfría el aire, se condensa el poco vapor de agua y eso produce la nevada”, explicó Rafael Hurtado, jefe de la cátedra de Agroclimatología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJu.

“El calor que hubo estos días provoca una baja presión y eso genera que se absorban vientos de distintos lugares, entre esos vientos el proveniente del sur del país”, añadió.

En Paicone, las casas amanecieron con una cubierta de nieve en los techos -al igual que el año pasado, también en el mes de julio-, lo que brindó una imagen totalmente invernal, situación que lleva en esta época a que sus pobladores permanezcan más tiempo en sus hogares.

Asimismo en Lagunillas del Farallón, ubicado también en el departamento Santa Catalina, se registró un panorama similar provocado por la nieve, mientras que en la ciudad fronteriza de La Quiaca la temperatura descendió esta mañana a 4 grados bajo cero.

En las zonas más altas de la Puna y en algunas localidades ubicadas en los departamentos de Rinconada y Susques, las marcas suelen ser mucho más bajas en esta época, de alrededor de -5 grados, pero es común que en esos lugares llegue a 20 grados bajo cero.

En la Puna, las temperaturas más bajas por lo general se registran en horas de la mañana, especialmente entre las 6 y 8.

(Télam)