Un hombre de 41 años fue condenado hoy en la ciudad chubutense de Puerto Madryn por haber abusado de su hijastra desde que la niña tenía 9 años, en hechos que se produjeron tanto en la provincia de Chubut como en Buenos Aires.

El acusado fue hallado responsable de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal, producción de material de abuso sexual infantil, corrupción de menores y reducción a la servidumbre".

Tal como prevé el Código Procesal chubutense, la próxima semana se pedirá la pena que debe cumplir durante las audiencias de cesura y por la calificación legal que llevó adelante la Fiscalía, podría llegar a tener que cumplir el máximo establecido por el Código Penal Argentino para cualquier tipo de delito, indicó la oficina de prensa.

"Es la primera vez que se logra este tipo de calificación legal", destacaron.

"Desde el año 2010, cuando la niña tenía 9 años, su padrastro comenzó a abusarla sexualmente con reiterados hechos que comenzaron en la provincia de Buenos Aires y continuaron en Puerto Madryn, donde se radicó la familia", se informó.

La fiscal María Eugenia Vottero, a cargo de la investigación, detalló que "el hombre abusaba de la niña cuando el resto de la familia no estaba y la tenía amenazada de que no contara nada".

Desde la Fiscalía, se omitieron los nombres de las personas involucradas para preservar la identidad de la menor y su derecho a la intimidad, en virtud de la Convención de los Derechos del Niño y otras normas vigentes.

El acusado, actualmente detenido, obligaba a la niña a sacarse fotos desnuda y a mirar videos pornográficos.

En 2016, la niña quedó embarazada y se le realizó un aborto en una sala de salud bajo el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

"La forma de procurar esta reducción fue a través de la intimidación y amenazas. La conducta del imputado cesó ante la advertencia de la joven en realizar la denuncia, que luego finalmente logró concretar", explicó la fiscal Vottero.

La acusación fue formulada por un equipo integrado, entre otros, por la funcionaria de fiscalía María Florencia Bianchi, del equipo de la oficina de Abusos Sexuales y Violencia de Género de la Fiscalía de Puerto Madryn que depende de la procuración general del Chubut.

El caso fue a juicio y el Tribunal integrado por las juezas Stella Eizmendi, Patricia Asaro y Yamila Flores dictó la condena de manera unánime. (Télam)