Una peregrinación que recorre el país para concientizar sobre "el abordaje territorial e integral, lo que significa la recuperación de los adictos" llegará mañana a Santiago del Estero con la imagen dela Virgen de Luján en el marco de los 15 años del Hogar de Cristo, que inició el entonces obispo Jorge Bergoglio y ahora papa Francisco.

Con la consigna "Ni un pibe menos por la droga", la peregrinación recorre el país con la imagen de la Virgen de Luján y está organizada por el padre José "Pepe" Di Paola, quien dijo a Télam que esta iniciativa "es una tarea que nos tiene que unir a todos los argentinos" y que "no admite grietas".

"Es una peregrinación que se enmarca en la celebración de los 15 años del Hogar de Cristo, los cuales iniciamos con el entonces obispo Bergoglio y ahora Papa Francisco, que tiene como finalidad el abordaje territorial e integral, lo que significa la recuperación de los adictos", explicó el padre Pepe.

En ese sentido dijo que van "trabajando y uniendo con esta peregrinación todos los lugares donde hay hogares de Cristo en el país" y en ese aspecto comentó que ya estuvieron en Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y mañana llegan a Santiago del Estero.

"Vamos con este mensaje que también apunta a la prevención, a trabajar fuertemente lo que nosotros llamamos las 3 C: La capilla, el club y el colegio, en cada barrio, en cada pueblo, para que los chicos puedan crecer sanamente con la fortaleza de las instituciones y acompañando a las familias", puntualizó el padre Pepe.

"Es una tarea que nos tiene que unir a todos los argentinos", enfatizó y al respecto recordó que cuando estuvieron en la Casa Histórica de Tucumán, "tomando lo que decía Bergoglio, que era liberar de la esclavitud de la droga a los hermanos, en la Casa de la Independencia pedimos que la dependencia de la droga no destruya a estos chicos".

"Ahí participaron muchas delegaciones, de varias provincias, Santiago del Estero también estuvo presente, en donde se firmó el acta de Ni un pibe menos por la droga, ese sentimiento de decir todos, tanto las autoridades de los distintos poderes, como de la sociedad en general, las organizaciones, clubes, iglesia; todos tenemos que poner nuestro granito de arena", enfatizó.

"Es algo que nos une a todos los argentinos", resaltó y señaló que en esto "no hay nadie que pueda decir yo no tengo nada que hacer, desde la persona que está en un colegio, en una capilla, en un club, la que está en su casa, todos podemos hacer algo, es un lema que une a los argentinos, no admite grietas".

El padre Pepe dijo que esta peregrinación se inició en octubre, con la fiesta de la Virgen de Luján, en Buenos Aires, en donde "se juntan una multitud de gente, de chicos y jóvenes que se están recuperando o que ya se recuperaron de la droga, familias y madres que están buscando una solución" y es así que "con la Virgen de Luján de ahí siguió su recorrido por el interior del país".

El padre Pepe recordó con cariño su paso por Santago del Estero e indicó: "Para mi es la provincia que quiero, Campo Gallo para mí fue una escuela porque me ayudó a conocer mejor el país".

En ese aspecto dijo que "una cosa es tener una parroquia" como la que tuvo en la Capital Federal, en la villa, "y otra cuando llegás al interior y podés conocer la profundidad del pueblo, de los parajes, de la ciudad".

Dijo que está "la misma problemática, pero con dimensiones diferentes", y es así que "en todos los lugares del país hace falta esta tarea".

(Télam)