La Legislatura porteña votará mañana una ley de cooperadoras escolares que fue presentada por diputados de la coalición oficialista Juntos por el Cambio (JxC), pero que llegará al recinto con modificaciones solicitadas por integrantes de la comunidad educativa, quienes la semana pasada, cuando el proyecto recibió dictamen, lo cuestionaron por "limitar la participación".

Las principales modificaciones están relacionadas con quienes pueden integrar las comisiones directivas de las cooperadoras, la posibilidad de reelección de sus miembros y qué sucede cuando el Ministerio de Educación las interviene.

El proyecto original, presentado por la diputada Marina Kienast y su compañero de bloque Roberto García Moritán (Republicanos Unidos, en la coalición JxC), permitía solo una reelección para los integrantes de la comisión directiva de las cooperadoras, mientras que la agrupación Cooperadores en Movimiento solicitó que, si no hay otros postulantes, una persona pueda permanecer más períodos.

De acuerdo al proyecto, la comisión directiva debe tener cinco integrantes: presidente, secretario , tesorero y dos vocales, con períodos de dos años.

El texto original, además, prohibía que familiares integren una misma comisión directiva, y desde las cooperadoras solicitaron que esto se aplique solo a los miembros firmantes: presidente, secretario y tesorero.

En diálogo con Télam, Pablo Cesaroni, de la agrupación "Cooperadores en Movimiento", dijo que es difícil conformar las comisiones directivas de las cooperadoras por la falta de postulantes, por lo que vieron con preocupación que se "limite la participación".

Otro artículo del texto original que generó discusión fue el que establecía que cuando una cooperadora es intervenida por el Ministerio de Educación local, los integrantes de su comisión directiva no pueden volver a ocupar sus cargos.

Al respecto, Cesaroni dijo que "la mayoría de las intervenciones se resuelven a favor de las cooperadores" y que ese artículo señala a priori como culpables a quienes integran su comisión directiva, lo que implica también que sus hijos sean "señalados" en el ámbito escolar.

Por ese motivo, desde Cooperadores en Movimiento solicitaron eliminar ese artículo.

Por último, sugirieron también modificar un artículo que prohíbe a la comisión directiva "utilizar" la cooperadora para promover "acciones político partidarias", ya que, consideraron, esto puede implicar "persecución".

Si bien en una reunión realizada esta mañana desde Republicanos Unidos se comprometieron a realizar los cambios mencionados, resta ver, en la sesión de mañana, sí efectivamente fueron incorporados.

Hasta el momento, las cooperadoras escolares se regían por la normativa del Ministerio de Educación y sus propios estatutos.

Desde 2012, rige a nivel nacional de cooperadoras escolares a la que la ciudad de Buenos Aires no adhirió. (Télam)