El suicidio reciente de una adolescente en la localidad entrerriana de El Pingo, distante a unos 70 km. de Paraná y donde residen 2.000 personas, llevó a reforzar las acciones preventivas de salud mental con perspectiva comunitaria, según una de las profesionales abocadas a esas tareas.

La muerte de una de las lugareñas "profundizó las intervenciones y dispositivos territoriales comunitarios de prevención, atención, seguimiento y posvención del suicidio" en ese pueblo, señaló a Télam Sheila Chajud, psicóloga a cargo de Desarrollo social y del Área de Niñez, Adolescencia y Familia (ANAF) de la Municipalidad de El Pingo.

"Es la primera vez que sucede algo así acá y después de este caso, que nos consternó, trabajamos mucho con la posvención para armar una red inmediata de contención en un contexto que quedó vulnerable a nivel familiar, educativo y comunitario", informó Chajud.

El equipo de trabajo territorial está conformado por una psicopedagoga, dos psicólogas una promotora de derechos y una asistente social para tratar problemáticas emergentes.

"Veníamos realizando promoción, socialización y difusión de la prevención a través de campañas y talleres y ahora profundizamos diferentes intervenciones y dispositivos territoriales", agregó.

Además, explicó que, si bien la problemática es tabú y tiene muchos mitos que hacen que las personas a veces no hablen de eso, trabajan partiendo desde cuestiones de trasfondo como la comunicación, el diálogo y el vínculo.

En este sentido, señaló que implementan dispositivos "para encontrar a los padres con los adolescentes, para escucharse activa y atentamente" y, de forma articulada con la escuela primaria, la secundaria y el centro de salud del pueblo, realizan un trabajo en territorio más exhaustivo con "invitaciones personalizadas".

"Nos enfocamos en que los padres, madres y adolescentes sepan que tienen un lugar donde compartir experiencias y que sepan que no están solos, hay un equipo que los puede ayudar", completó.

Chajud también indicó que trabajan en "desterrar mitos como el de que 'el que intenta o tiene ideas suicidas no lo va a hacer o que quiere llamar la atención'".

Y, en este momento, comenzaron a trabajar con el centro de estudiantes de la escuela secundaria, "porque es un grupo de referencia que puede dar herramientas que los chicos pueden sostener", concluyó. (Télam)