Las comunidades terapéuticas "hacen que el paciente conviva en un espacio donde se aleja del ámbito de consumo", y aunque deben contar con "acompañamiento profesional de psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos", existen "otros espacios en donde se manejan a través de grupos de pares", explicaron hoy especialistas en toxicología y adicciones.

En general, el consumo problemático y la dependencia de sustancias "tiene que ver con orígenes multifactoriales", que actúan sobre el sistema nervioso central de la persona, "aumentando o modificando el estado de ánimo, la percepción y la conciencia", señaló Marta Braschi, médica especialista en Toxicología del Hospital de Niños Doctor Ricardo Gutiérrez.

Frente a esto, las alternativas de tratamiento son múltiples: "desde un espacio individual, terapia familiar, tratamientos de internación y ambulatorios, tratamientos ambulatorios intensivos y la internación en lo que se denominan comunidades terapéuticas", explicó la especialista.

Y agregó que estos sitios "hacen que el paciente conviva en un espacio donde se aleja del ámbito de consumo".

De acuerdo a cada tipo de comunidad, algunas cuentan con "acompañamiento profesional de psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos", mientras que "otros espacios se manejan con grupos de pares", que se encuentran "a cargo de consumidores recuperados", explicó Braschi.

"Hay distintos tipos de comunidades terapéuticas que funcionan de diferentes maneras y con diferentes modelos, en todos lo que se busca es la abstinencia, es decir, lograr que una persona deje o abandone el consumo de sustancias", dijo Carlos Damín, médico especialista en toxicología y jefe de esta área en el Hospital Fernández.

A su vez, indicó que a una internación en una comunidad terapéutica "se llega cuando una persona tiene un consumo que no puede controlar, es decir, tiene una enfermedad".

En este caso, los pacientes "requieren de un tratamiento en una comunidad terapéutica en la que se hace mucho trabajo con un grupo de integración y reglas concretas, para poder moldear una conducta y obtener una abstinencia que sea duradera", sostuvo Damín.

Por este motivo, remarcó que las comunidades terapéuticas deben tener "tratamientos profesionalizados en todos los casos".

Entre las actividades que se realizan en los centros que cuentan con la supervisión de profesionales, se encuentra la "psicoterapia grupal, psicoterapia familiar e individual a cargo de profesionales, grupos de reflexión y asambleas de evaluación semanales de objetivos alcanzados", junto con diversos talleres y actividades, explicó una fuente de la Secretaria de Prevención y Asistencia de las Adicciones de la Provincia de Córdoba.

A su vez, Braschi coincidió que, debido a la posibilidad de síndromes de abstinencia, junto con los controles y elección de medicación, "las comunidades terapéuticas siempre deben estar asistidas por personal del sistema de salud".

En cuanto a la internación en una comunidad terapéutica, la especialista concluyó en que "hay tratar que el paciente tenga un equipo tratante y que evalúe si realmente requiere una internación", ya que "no es para cualquier paciente". (Télam)