El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, confirmó hoy que las clases en la provincia comenzarán el 1 de marzo y serán presenciales.

"El inició de clases será con presencialidad desde el 1 de marzo y será de un modo diferente, ordenado, contemplando nuevas problemáticas, pero con la convicción de que es lo mejor para nuestros alumnos y sus familias y, por lo tanto es lo mejor para todos los mendocinos", dijo Suárez.

Durante un acto oficial con funcionarios y supervisores escolares de todos los niveles y modalidades, Suárez sostuvo que "desde hace muchos meses hemos venido reflexionando juntos sobre esta vuelta a la presencialidad".

"Hicimos una prueba piloto y tuvimos muy buenos resultados, una parte de nuestras escuelas e institutos de formación superior abrieron sus puertas y ese fue un paso enorme", recordó.

En ese sentido, Suárez señaló que "ha quedado demostrado que la incidencia de la presencialidad no ha producido alteraciones en el número de contagios en aquellos países que mantuvieron sus escuelas abiertas".

Asimismo, destacó que "la presencialidad es una de las alternativas más sólidas para soslayar la brecha y la inequidad social y educativa, o al menos para no profundizarla en tiempos de crisis y pandemia".

"Postergar el regreso de esta modalidad es mucho más que relegar el futuro", subrayó.

Los directivos de las escuelas mendocinas deberán retomar sus actividades el 4 de febrero, junto a los celadores, para dejar las escuelas preparadas con los protocolos necesarios. Los docentes volverán el 8 de febrero. (Télam)