Alumnos de la ciudad de Berisso elaboraron spots audiovisuales de promoción sobre las medidas de prevención del dengue, que incluyeron Tik Toks, que serán utilizados en la campaña provincial contra el dengue bajo el lema "Tapá, lavá, tirá y girá", informó la Región Sanitaria XI.

"Hola, soy Cata para combatir el dengue hay que cambiar el agua a los perros todos los días, no hay que dejar agua en el balde, ponelo al revés", aconseja Catalina desde su video; mientras en un Tik Tok otra niña muestra cómo ponerse protector para los mosquitos y no dejar agua estancada en baldes.

Según precisaron las autoridades sanitarias la región, ante la llegada del clima cálido y la proliferación de mosquitos, se abrió el primer espacio de capacitación de prevención y promoción del dengue para docentes de la ciudad de Berisso llamada "Los chicos y chicas multiplicadores de conciencia sobre el dengue", en el marco del cual los niños y niñas armaron los spots de promoción.

"Es muy importante abrir espacios de articulación y formación con Educación ya que nos permite llegar formalmente a los niveles primarios y secundarios a la hora de trabajar la concientización y autocuidado en salud con los más chicos", explicó el director de Región Sanitaria XI, Claudio Cardoso.

La instancia de formación, que contó con una duración de cuatro encuentros en modalidad virtual, se desarrolló en dos etapas: una teórica a través de videos educativos con expositores (profesionales de la salud, educación y comunicación) en el canal de Youtube de Región Sanitaria XI y una práctica donde los docentes trabajaron los conceptos con los alumnos en producciones audiovisuales caseras.

"Los alumnos de nivel primario y secundario produjeron spots de promoción para sumar a la campaña provincial. Como parte de una estrategia de comunicación de empoderar a los más pequeños y jóvenes con las medidas de prevención y descacharreo contra el dengue, como multiplicadores de conciencia", explicó Mariana Juárez, responsable de Comunicación de RSXI.

El dengue se transmite por la picadura de un mosquito infectado con el virus que, para estarlo, debe haber picado previamente a una persona infectada durante el período febril, es decir, con el virus en su sangre. (Télam)