El Centro de Química Inorgánica "Dr. Pedro J. Aymonino" de la facultad de Ciencias Exactas, de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Conicet producirán electrolitos para las celdas de baterías de litio, según se informó hoy en un comunicado.

Se trata de un proyecto estratégico para el país que sentará las bases para la producción nacional de electrolito, insumo esencial para la fabricación de celdas y baterías de ion-litio, que será financiado por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i).

La propuesta aprobada por el Fondo Argentino Sectorial se denomina "ElectroLitAr" y es llevada adelante por un consorcio asociativo conformado por un grupo de investigación del Centro de Química, y otro de la Comisión Nacional de Energía Atómica junto con dos empresas del sector: Y-TEC, de gestión conjunta entre el Conicet e YPF, y Clorar Ingeniería S.A.

Se trata de una iniciativa de transición energética que propone abordar un desafío tecnológico que le permitirá a la Argentina ser pionera en la región, satisfacer demandas locales y, eventualmente, exportar un producto de muy alto valor agregado.

La función del electrolito en las celdas de baterías de ion-litio es proveer los iones de litio que son el origen de la carga eléctrica acumulada en esos sistemas.

Más del 85% de la producción del electrolito (hexafluorofosfato de litio, cuya fórmula química es LiPF6) se concentra en empresas asiáticas.

La producción de la sal LiPF6 de alta calidad, junto con el montaje de la futura planta de baterías de litio Unilib, permitirá contar con un desarrollo propio para completar los tres pilares fundamentales para la producción nacional: la preparación de materiales activos, el ensamblado de celdas y la producción de electrolito.

El proyecto "ElectroLitAr" fue distinguido con una destacada calificación de parte de la comisión evaluadora, lo cual le posibilitará acceder a un subsidio de $ 150.493.796 para el consorcio sobre una inversión total de $ 207.761.796, que se requerirá para los próximos tres años de trabajo. (Télam)