La Universidad Nacional de La Plata tendrá la primera fábrica nacional de celdas y baterías de litio al integrar un consorcio junto al Conicet y la empresa YPF-Tecnología (Y-TEC), informó esa alta casa de estudios.

La fábrica estará ubicada en el predio del Polo Científico-Tecnológico que la UNLP construye en la zona del Bosque Este de la capital bonaerense.

Se trata de una apuesta estratégica a la protección del medioambiente a través de la investigación, desarrollo y producción de fuentes de energías limpias.

Con la participación del presidente de la casa de estudios platense, Fernando Tauber, hoy se rubricó el Memorándum de Entendimiento que reunió a funcionarios de primera línea como los ministros nacionales de Ciencia, Tecnología e Innovación y de Defensa, Roberto Salvarezza y Agustín Rossi, respectivamente.

También estuvieron presentes el ministro de la Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa; la titular del Conicet, Ana María Franchi; el presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense (CIC), Carlos María Naón; y el titular de Y-TEC, Eduardo Dvorkin.

El litio, considerado por los especialistas como el "oro blanco" o el "oro del siglo XXI" aparece hoy como una esperanzadora alternativa para almacenar energía de fuentes renovables y reemplazar a los combustibles fósiles.

Sumergido bajo los inmensos salares del norte, el litio puede ser utilizado para el desarrollo de baterías para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops.

Es además un mineral clave en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía más eficientes, limpias y ligeras, y hasta dio lugar a la aparición de vehículos híbridos y eléctricos.

Según surge del acuerdo, los esfuerzos de las partes intervinientes en el convenio estarán enfocados para que en septiembre de 2022 pueda comenzar el régimen de producción de este proyecto, que contempla el diseño, la instalación, configuración y puesta en funcionamiento de la nueva planta.

El Memorándum de Entendimiento considera "la singular importancia del litio como recurso energético fundamental para el presente y para el futuro, el emplazamiento y puesta en marcha de una planta de fabricación de celdas y baterías de ion litio con el fin de atender las demandas estratégicas del Estado y del sector productivo en su conjunto; por otra parte estima una producción inicial entre 5 y 9 megavatios-hora por año (MW.h/año)".

La planta de fabricación de celdas y baterías de ion litio, denominada en forma abreviada "UniLiB" (Unidad de producción de celdas y baterías de ion litio) estará emplazada en el Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica, ubicado en diagonal 113 entre 64 y 66, de La Plata.

Félix Requejo, director Científico de UniLiB, explicó que "la planta constituye la primera experiencia de tecnología cien por ciento nacional para la fabricación de celdas de ion litio en Argentina".

Detalló que el proyecto se enfoca en la fabricación misma de las celdas, escalando el "know how" alcanzado desde sus aspectos básicos - como la síntesis de los materiales activos empleados para los electrodos de las celdas - para instalar una tecnología propia para la fabricación de celdas.

Los especialistas trabajan en el diseño de "planta abierta", que además de ofrecer el perfil de una unidad de producción con un alto control de calidad y procedimientos de validación propios, permita la formación regular de recursos humanos, profesionales y no profesionales.

El director científico explicó que los materiales activos que contienen litio se formularán y controlarán con "recetas" optimizadas en laboratorios de investigación del Inifta (UNLP - Conicet), y serán transferidas a Y-TEC para su validación, a mayor escala, en la planta piloto.

El producto final validado se transferirá a la planta UniLiB para la producción industrial.

Al comienzo, la producción de la planta empleará materia prima (para los materiales activos) adquirida comercialmente, pero existe la voluntad de concretar el desarrollo propio de los materiales activos a escala de la planta industrial, con el propósito de alcanzar una producción independiente y amortizar los costos, ganando así en competitividad.

La etapa de ensamblado de celdas para la confección de baterías será tercerizada inicialmente a través de la contratación de pymes locales.


(Télam)