El Instituto Universitario del Agua y el Saneamiento (IUAS), es "el resultado de un sueño de José Luis Lingeri", secretario general del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias, "para entender la gestión del desarrollo profesional y la formación continua de los trabajadores de AYSA, con relación al futuro de la empresa", dijo hoy el rector del nuevo emprendimiento educativo, Luis Liberman.

Liberman agregó que la expectativa del IUAS es "promover profesionales comprometidos con el derecho humano al agua, con la gestión eficiente de los servicios y con una posibilidad de entender esa matriz de pensamiento que en el 2015 constituyó la agenda 2030 de objetivos de desarrollo sustentable, la Laudato SI, los acuerdos de Paris que hablaban de cambio climático".

Sobre las palabras de apoyo a la Universidad por parte del Papa Francisco, señaló que "son un desafío a continuar con la tarea", y es la certeza "de que el Papa mira con atención lo que sucede en su Patria".

Para Liberman, “la Universidad en sí no es sólo el ámbito de la formación, también es el de la investigación y de la extensión de la transferencia y, como tal, la génesis social de la organización, la génesis social del IUAS”.

El rector agregó que el proyecto, impulsado por el sindicato de Obras Sanitarias, “es una propuesta dinámica, innovadora que permite pensar cómo se va a ir modificando la biografía laboral de cada uno de los trabajadores en una visión transgeneracional frente a los desafíos que el derecho humano al agua, implican”.

Liberman consideró que el IUAS debe aportar “al aparato productivo, que tiene que estar asociado a la sustentabilidad, a la eficiencia y a la reconversión de energías”.

Luego, volvió a mencionar las palabras del Papa, las que le provocaron “una profunda emoción. Son un desafío a continuar la tarea, la certeza de que el camino elegido es el correcto”.

Y ejemplificó con la mención del sínodo de la Amazonia, “que tiene un punto de partida en el trabajo compartido que hacemos con la red especial Panamazónica y el Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro”.

“Las palabras del Papa son la emoción, es el agradecimiento, es la certeza de que el Papa mira con atención lo que sucede en su Patria. Y nosotros que somos parte de esta Patria, no tenemos más que ser testigos y llevar este testimonio como bandera”, concluyó. (Télam)