La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) creó el Laboratorio de Agua y Saneamiento, dependiente del Centro Interdisciplinario de Investigaciones Aplicadas al Agua y el Ambiente (CIIAAA), con el objetivo de desarrollar proyectos interdisciplinarios vinculados con las problemáticas hídricas y ambientales.

En un comunicado, la Casa de Estudios precisó que la propuesta está dirigida a generar conocimiento, ofrecer capacitaciones y asesorar a los responsables de toma de decisiones en el ámbito de los recursos hídricos.

De esta manera, en el predio de mil metros cuadrados ubicado en Diagonal 113, entre 64 y 66, de la ciudad de La Plata, se llevarán a cabo las tareas de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías en el área del saneamiento.

En ese sentido, el presidente de la Universidad, Martin López Armengol, dijo que “la UNLP es la primera universidad del país en contar con esta tecnología de punta que será puesta al servicio de la docencia y la transferencia del conocimiento”.

"Desde nuestro lugar debemos aportar a la región, asesorando y capacitando a quienes estén vinculados a la problemática del saneamiento del agua, con una mirada con perspectiva en el cuidado del medioambiente”, destacó el directivo universitario.

En tanto, el vicepresidente de la casas de estudios, Fernando Tauber, describió la jornada como un “hito en la historia de la investigación aplicada en nuestra Universidad. Fueron años y años de gestiones para poder desarrollar en este predio un polo científico tecnológico universitario de vanguardia, que esté al servicio de las demandas sociales".

"Por eso, ver hoy la maquinaria instalada y al personal en plena capacitación es un acontecimiento que nos llena de orgullo y nos invita a creer que el desarrollo de un modelo científico soberano es posible si se trabaja con seriedad y convencimiento”, añadió.

Por otra pate, se indicó que en los equipos podrán realizarse prácticas experimentales para comprender los fundamentos de las técnicas de uso habitual en las plantas de tratamiento para la potabilización del agua y el tratamiento de efluentes, basadas en diferentes fenómenos y procesos fisicoquímicos y biológicos.

Las plantas piloto incluyen procesos de coagulación, floculación y sedimentación, intercambio iónico, ósmosis inversa, oxidación avanzada y barros activados, entre otros. (Télam)