"Bomberos de Madryn" se titula el film documental en producción sobre la mayor tragedia en la historia de los Bomberos Voluntarios del país, con estreno proyectado para abril y que cuenta con la narración del periodista Jorge Dorio.

"Esto surgió hace muchos años de una noticia en Clarín que leí sobre el caso, me interesó, empecé a investigar, viajé a Madryn por otra película y ahí me puse en contacto con los papás de los bomberitos; ahí surgió la idea de hacer este documental", dijo a Télam la directora del film, Marcela Balza.

La también guionista y periodista explicó que aunque se ocupa de un hecho "triste" como es la muerte de 25 bomberos -once de ellos menores de 18 años- combatiendo un incendio de pastizales en 1994, el objetivo es aportar "un dejo de esperanza de que no va a volver a pasar porque se cuenta con un montón de herramientas" que entonces no se disponían "y que hace que se salga mejor preparado a los incendios".

"Hicimos un guión, nos reunimos un grupo de personas que trabajamos en cine y decidimos asociarnos con otros dos productores, Pablo Saredo y Daniel Rutolo, con quienes viajamos dos veces a Madryn", contó.

En la primera etapa realizaron las entrevistas a madres, hermanas y hermanos de los jóvenes que murieron y a bomberos, pero la pandemia dejó el trabajo inconcluso y el grupo pudo retomarlo y concluirlo el año pasado.

Balza explicó que el film "ya está en una instancia de armado, falta la parte gráfica del documental y supongo que en el mes de abril estaremos estrenando".

"La idea es no solo honrar y recordar a los chicos que murieron sino mostrar que estas muertes además de hacernos reflexionar sobre los aspectos de la sociedad que permitieron que ocurriera y que necesariamente se modificaron con la tragedia, sirvieron para que dos científicos crearan un trabajo en el cual se basó después una parte de la ley nacional de manejo del fuego que está en vigencia", apuntó.

"En ese entonces no sólo era moneda corriente salir con menores a los incendios sino que sólo estaba estudiado el incendio forestal pero no el de campos o pasturas que se da en esta parte de la Patagonia, con sus avatares climatológico. Ahora los bomberos y brigadistas tienen un montón de información sobre vientos, humedad en superficie, capacidad de combustión de la vegetación y otras cuestiones", concluyó. (Télam)