La tormenta tropical Lester, que golpeó las costas del estado mexicano de Guerrero el pasado fin de semana, dejó al menos cinco muertos e incalculables pérdidas en viviendas y campos sembrados, se informó hoy

Cuando todavía se perciben los efectos del fenómeno, la franja del Pacífico está afectada por otro ciclón similar llamado Madeline, que toca la región noroccidental del país y está generando daños entre la población costera.

Cuatro de los muertos por Lester fallecieron al ser arrastrados por un alud causado por el desborde del río San Felipe, en la localidad de Tlatlaya, estado de México, cerca de la capital, consignó la agencia ANSA.

El Ministerio de la Defensa informó que los cuerpos de una mujer y tres hombres fueron rescatados por personal militar y que las víctimas fueron arrastradas por el agua al intentar cruzar las laderas en esa población.

Además, un pescador murió cuando intentaba sacar sus redes del mar en el Municipio de Marquelia, indicó la Secretaría de Protección Civil de Guerrero.

Lester, que pasó a clasificarse como tormenta tropical y luego a fenómeno de "baja presión", irrumpió en Guerrero con vientos de 75 a 95 kilómetros por hora, inundando al menos 777 viviendas y provocando 17 derrumbes en rutas, caídas de decenas de árboles y poblados incomunicados, sobre todo en los municipios de Coyuca de Benítez, Chilpancingo y Michoacán, según la secretaría de Protección Civil de ese estado.

Las autoridades de Protección Civil alertaron sobre el posible desborde del río Pichucalco y el Usumacinta, en la frontera de Chiapas con Guatemala.

Mientras tanto, la Comisión Nacional del Agua alertó sobre más precipitaciones fuertes en municipios como Chiapas y en los estados de Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca y Sinaloa, mientras se avecina la nueva tormenta tropical Madeline.

Esta tormenta provocó ayer inundaciones en diferentes barrios, por lo que fue necesario rescatar a unas 380 personas y llevarlas a refugios.

Por este motivo, el gobernador de Baja California Sur, Víctor Manuel Castro, exhortó a la población a "resguardarse en sus hogares y prevenir riesgos, especialmente si habitan cerca de cauces de arroyos". (Télam)