La situación epidemiológica de La Rioja por la pandemia de coronavirus es estable y con baja ocupación de camas UTI en los hospitales de la Capital provincial, aunque en el interior sigue alta, se informó hoy oficialmente.

El subsecretario de Salud local, Gonzalo Calvo, se refirió a la apertura de actividades nuevas y dijo que "la situación epidemiológica es estable".

"Seguro durante septiembre y octubre estaremos en condición de pensarnos de otra manera, algunos eventos sociales, culturales y deportivos seguirán activándose”, precisó.

La situación en el Hospital Enrique Vera Barros, es de una ocupación del 48%, en el Hospital Universitario de Clínicas Virgen de Fátima, del 57%, y en el de La Madre y el Niño, llega al 38%, se informó.

“Cerca del 40% ya cuenta con su segunda dosis, aunque en los grupos estratégicos el porcentaje asciende a cerca del 80%, y en los adolescentes de entre 12 y 17 años se les continúa aplicando las primeras dosis”, apuntó.

“También controlaremos cómo funcionan los protocolos que deben ser respetados y modificados en caso de ser necesario. Queremos que de a poco la gente se apropie de esa situación”, sostuvo Calvo.

Finalmente, al sintetizar la situación, expresó que “la situación epidemiológica es favorable y con un claro descenso en el porcentaje de positividad, que fue de 3.600 a 2.400 casos activos aproximadamente”.

Desde el Ministerio de Salud, fuentes consultadas por Télam esperan que esta tendencia de baja de casos positivos continúe y que se necesiten cada día menos camas UTI, algo que hasta el momento está sucediendo.

Este martes, de acuerdo con los testeos cuyas muestras fueron procesadas, dijeron las mismas fuentes, pasaron del 20 o 25% que se daban en junio y julio, a un 10% en el mes de agosto, y eso hace que se dispongan de alrededor del 50% de las camas UTI en los hospitales Covid.

La preocupación de Salud de La Rioja, ahora, es la variante Delta.

El médico neumonólogo, Gustavo Douglas Nazareno, consieró “inevitable que el próximo mes la variante Delta sea dominante en el país".

“Se necesita una aceleración en el plan de vacunación para mitigar este contexto que se avecina. Hay que vacunar más. La circulación por ahora es lenta porque le cuesta sacar a las otras variantes, pero sin dudas va a suceder”, resaltó.

Luego sostuvo: "Tenemos una situación delicada porque todavía no tenemos un porcentaje elevado con gente vacunada con dos dosis y un contexto con muchas restricciones que se han liberado, y esto hace que sea preocupante. Ojalá que esta combinación de factores no nos afecte de manera grave".

“Todas las vacunas son efectivas contra la variante Delta. Hay países que vacunaron tempranamente y esa efectividad cae en el tiempo, inevitablemente va a hacer falta una tercera dosis. Los anticuerpos van cayendo con el tiempo de manera significativa, y nuestro país tendría que pensar una tercera dosis para fin de año", concluyó Nazareno. (Télam)