El síndrome inflamatorio multisistémico, una afección que ocurre mayormente entre los tres y los 12 años después de haber padecido la infección por coronavirus, "también fue descrito en bebés", y la prevención es través de "la vacunación", dijo a Télam Elizabeth Bogdanowicz, infectóloga miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

"Se cree que lo que ocurre es que se desarrolla una respuesta inmunitaria excesiva en la que el Covid mantiene los fenómenos inflamatorios locales", explicó Bogdanowicz.

A su vez, añadió que esto genera que "algunas células inflamadas se transformen en superantígenos y se responda a ese estímulo inmunológico de una manera muy importante".

De este modo, la infectóloga destacó que la "forma de prevención" de este síndrome es a través de "la vacunación".

En tanto, si bien la edad promedio de aparición de este síntoma es entre los tres y los 12 años, "también fue descrito en bebés", señaló la especialista.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud en su informe de Niñez, Adolescencia y Covid-19 de la semana 11 de 2022, hubo 226 casos confirmados de este síndrome, ya sea a través de laboratorio o por criterio clínico-epidemiológico, en el que pueden presentarse "un conjunto de signos y síntomas variados".

Entre ellos, Bogdanowicz destacó la fiebre que se mantiene por más de 24 horas, síntomas intestinales, como dolor abdominal, diarrea y vómitos; erupciones en la piel, taquicardia y aceleración de la respiración.

Asimismo, se puede presentar enrojecimiento de ojos y boca, hinchazón en las manos y los pies e inflamación del músculo cardíaco, lo que puede provocar "miocarditis o pericarditis".

Por este motivo, destacó que si el niño "tiene evidencias de que le baja la presión y que tiene problemas para respirar, se asume que el cuadro puede ser severo".

En estos casos "es necesario modular la respuesta inmune suministrando gammaglobulina endovenosa desde el punto de vista hemodinámico y monitoreando a estos chicos en unidades críticas", precisó. (Télam)