La policía turca reprimió hoy con gas lacrimógeno a centenares de mujeres que se manifestaban en Estambul para denunciar la violencia machista y la salida en julio pasado de Turquía de un tratado internacional que las protege contra la violencia sexista.

Las manifestantes desplegaron banderas que decían "Combatiremos hasta que obtengamos lo que queremos" y exhortaron al gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan a regresar a la Convención de Estambul, según periodistas de la AFP.

Turquía se salió oficialmente en julio de ese tratado internacional, el primero que fija normas jurídicamente obligatorias para contener la violencia sexista.

Los conservadores del partido AKP en el poder afirman que el tratado impulsa la homosexualidad y amenaza la estructura familiar tradicional.

Otras banderas presentes en la movilización rezaban: "No callen frente a la violencia masculina".

Los manifestantes quisieron marchar en la calle Istiklal, una de las arterias más conocidas de Estambul.

Click to enlarge
A fallback.

Un total de 345 mujeres fueron asesinadas desde el inicio del año en Turquía, según la plataforma We Will Stop Feminicide, mientras que en 2020 murieron 410.


(Télam)