El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, dictó un decreto por el cual faculta a la Policía provincial a controlar y verificar, en forma conjunta con las autoridades municipales, el cumplimiento de los protocolos sociosanitarios establecidos en el territorio pampeano por la pandemia.

Ziliotto firmó el decreto provincial 840, en el que dispuso desde la reducción de asistencia de público en espectáculos deportivos o ceremonias religiosas y le encomienda a la Policía el control del cumplimiento de los protocolos en el sector laboral.

La medida del gobernador sobreviene en medio del reclamo de artistas pampeanos que pidieron que sean autorizados los shows en vivo, y también de una docena de cervecerías que este fin de semana fueron clausuradas por incumplir con el protocolo sanitario acordado.

En su decreto, Ziliotto encomienda a la Subsecretaría pampeana de Deportes, Recreación y Turismo Social que suspenda o limitar, en forma general o particular, la asistencia de público en eventos deportivos cuando por denuncia o de oficio compruebe tal actividad supera las 400 personas al aire libre o las 200 personas en espacios cerrados o no se respete el máximo permitido de ocupación del 50 por ciento de la capacidad total habilitada.

En otra parte, el decreto faculta a la Subsecretaria de Culto "a limitar, en forma general o particular, la cantidad de personas asistentes a las actividades que se desarrollen en iglesias, templos y demás lugares de culto habilitadas cuando por denuncia o de oficio, se compruebe por cualquier medio, de manera concomitante o posterior a un evento religioso, el incumplimiento de las normas y protocolos sanitarios epidemiológicos que habilitaron la actividad".

Por ultimo faculta a la Policía de La Pampa que controle y verifique el cumplimiento de los protocoles sanitarios epidemiológicos y solicita a las Municipalidades que presten colaboración con las autoridades competentes en los procedimientos de control.

El decreto llega en medio del reclamo de artistas pampeanos que hoy a la tarde realizarán una protesta porque por las restricciones sanitarias, aún continúan suspendidos los espectáculos-shows en vivo, en espacios gastronómicos cerrados.

En otro orden, la Policía clausuró este fin de semana una veintena de cervecerías, que no cumplían con el protocolo establecido para habilitar la actividad como horario y distanciamiento.

En La Pampa todas las actividades deportivas, comerciales, económicas, la gastronomía, el turismo interno, las clases presenciales están habilitadas y el gobernador Ziliotto no implementó nuevas restricciones si bien advirtió que "las medidas son un día a día. Tenemos que seguir cuidándonos e implementando los protocolos sanitarios establecidos y hoy seguimos así, porque el estatus sanitario de la provincia lo permite por la responsabilidad social y un Estado presente". (Télam)