La ONU eligió hoy a un grupo de 17 jóvenes influyentes para promover el desarrollo sostenible al reconocer sus esfuerzos “para lograr un futuro más justo”, luego de una convocatoria abierta a principios de este año que dio lugar a más de 5.400 propuestas de más de 190 países.

El grupo de Jóvenes Líderes para los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2022 fue elegida -como cada dos años- por la Oficina del enviado del Secretario General para la Juventud que encabezan los intentos de combatir los problemas más acuciantes del mundo según los Objetivos de Desarrollo Sostenible Agenda 2030.

Un Comité de Selección de Alto Nivel, compuesto por un grupo de líderes influyentes -que representan a los gobiernos nacionales, a la sociedad civil, a la industria del entretenimiento, al sector privado y a otros sectores- proporcionó aportes y comentarios como parte del proceso de selección.

Los 17 Jóvenes Líderes “son un grupo diverso y muy preparado, todos ellos con edades comprendidas entre los 17 y los 29 años, que proceden de todos los rincones del mundo y trabajan en todos los pilares de la ONU, incluidos el desarrollo sostenible, los derechos humanos y la paz y la seguridad”, informó la agencia de noticias de Naciones Unidas.

Entre ellos hay un aspirante a astronauta, un poeta, un medallista paralímpico, artistas empresarios del clima e innovadores de la educación.

Además, entre los galardonados se encuentran tres jóvenes latinoamericanos: Leonardo Párraga, colombiano de 29 años, artista y fundador de la Fundación BogotArt; Isidora Guzmán Silva, chilena de 17 años, activista por los derechos de los discapacitados y fundadora de “Encuentra tu Lugar” y Eddy Frank Vásquez, activista climático de la República Dominicana, de 26 años, que ha creado la asociación Juventud Sostenible.

El enviado del Secretario General de la ONU para la juventud, Jayathma Wickramanayake, resaltó que "la clase de 2022 de Jóvenes Líderes para los Objetivos representa un grupo increíblemente diverso, interseccional e inspirador de jóvenes que reflejan lo mejor del activismo y la defensa de la juventud mundial cuando se trata de desafiar el statu quo y crear un mundo mejor para todos".

En 2016, Ronelle King, una de las premiadas este año, activista por la justicia de género de Barbados y ganadora de varios premios, fundó la etiqueta #LifeInLeggings (#lavidaenmallas).

Fue creado como un espacio seguro para que las mujeres que habían sufrido violencia sexual se expresaran, y evolucionó hasta convertirse en una organización de base: alentadas por la solidaridad, se empoderaron para hablar en sus plataformas de medios sociales sobre sus experiencias.

Otro premiado por la ONU fue Jamal Hill, que representó a los Estados Unidos como nadador en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, ganó una medalla de bronce y se dedica a ayudar a otros a aprender a nadar, y a reducir el número de personas que se ahogan cada año.

Hill utiliza su plataforma global para proporcionar recursos educativos de natación, oportunidades e inspiración a millones de personas en todo el mundo, incluidos los jóvenes con discapacidades.

También fue galardonada Mayada Adil, una médica sudanesa que además es diseñadora de moda, defensora de los derechos de la mujer para la equidad sanitaria y activista de los derechos de los refugiados.

Afincada en Francia, trabajó en campañas centradas en poner fin a la violencia de género, concretamente contra la mutilación genital femenina en Sudán y Mali.

La plataforma artística LaLoupeCreative (LaLupaCreativa), cofundada por Adil, apoya a los artistas refugiados de todo el mundo, dándoles la oportunidad de participar en un programa de formación que puede ayudar a desarrollar sus habilidades y crear "clínicas de arte". (Télam)