Cólera, malaria, otras enfermedades infecciosas y sarampión son el tipo de brotes que pueden aparecer en las zonas del sureste de Africa arrasadas la semana pasada por el ciclón Idai, en particular Mozambique, informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Nos estamos preparando para ver la aparición de enfermedades que se transmiten por el agua como la diarrea y el cólera", dijo el portavoz de la organización, Christian Lindmeier.

Las previsiones también apuntan a un aumento de los casos de malaria y de enfermedades respiratorias, consignó la agencia EFE.

Durante una conferencia en Ginebra (Suiza), Lindmeier sostuvo que las condiciones en los albergues temporales donde se refugian los damnificados son muy precarias, con escaso acceso a servicios de saneamiento básico y agua potable.

Desde 2013, Mozambique experimenta brotes de cólera, el último de los cuales fue controlado hace un año y generó 2.000 casos.

Además, es considerado "un país de alto riesgo de malaria y las inundaciones aumentan este riesgo", advirtió el portavoz.

La aparición y transmisión de sarampión es otro riesgo y la OMS prepara una campaña de vacunación para prevenirlo.

La organización envió a Mozambique un grupo de expertos que evaluarán el impacto del ciclón desde el punto de vista de la sanidad y llevó suministros que incluyen 10.000 tratamientos de malaria para tres meses y material para atender a heridos graves.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó hoy que más de 200 personas están desaparecidas por el impacto del ciclón Idai en el sudeste de Africa.

En un comunicado, el CICR indicó que esos desaparecidos, la mayoría en Mozambique y Zimbabue, están registrados en una plataforma digital que abrió para ayudar a las familias a buscar a parientes de los que no hay rastro.

"Este número es probable que aumente de forma significativa una vez que se restablezcan los servicios en muchas comunidades sin electricidad y acceso a internet", advirtió el Comité.

La web (https://familylinks.icrc.org/cyclone-idai/en/Pages/Home), habilitada en inglés y portugués, es "un primer paso para ofrecer a las familias un lugar unificado en el que puedan compartir y buscar información sobre sus seres queridos desaparecidos", dijo Diane Araujo, delegada del CIRC desplegada en la ciudad mozambiqueña de Beira, que quedó destruida casi en su totalidad.

El ciclón, que azotó a esos países la semana pasada, causó al menos 500 muertos, de acuerdo con las cifras oficiales, aunque se temen muchos más a medida que los equipos de rescate puedan penetrar en zonas que llevan días bajo el agua.

Mozambique, donde el ciclón tocó tierra el jueves, es el país más afectado y el número de muertos es de 294, informaron las autoridades locales, aunque se trata de cifras no definitivas.

En el vecino Zimbabue, donde Idai avanzó el viernes pasado, el número de muertos contabilizados es de 139, según las últimas cifras facilitadas por el Gobierno de se país. (Télam)