La Organización Mundial de la Salud (OMS) activó hoy su máximo nivel de alerta para tratar de contener el brote de viruela del mono, que ya afectó a casi 17.000 personas en 74 países, anunció su director general.

"He decidido declarar una emergencia de salud pública de alcance internacional", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa, y afirmó que el riesgo en el mundo es relativamente moderado, salvo en Europa, donde es alto. (Télam)