La Oficina de Violencia Doméstica (OVD), a cargo de la vicepresidenta del máximo tribunal, Elena Highton de Nolasco, atendió a 7.543 mujeres y niñas durante el año pasado, cuyas principales denuncias fueron por violencia psicológica, simbólica y física, informó hoy esa dependencia.

En el contexto del sexto aniversario de la convocatoria Ni Una Menos que se celebra mañana, la OVD detalló hoy en un comunicado que del total de 7.543 mujeres y niñas que atendió el año pasado, 98% fue por violencia psicológica, 69 % simbólica, 57% física, 36% ambiental, 32 % económica-patrimonial.

Según el informe realizado por la OVD, las denuncias por violencia social y sexual fueron las de menor medida, con 16% y 12% respectivamente, mientras que el 38% de las denunciantes afirmó que cohabitaba con el agresor al momento de realizar la denuncia.

A su vez, se informó que al menos 26%, es decir, 2.000 mujeres, recibieron amenazas de muerte.

En adultas de entre 18 y 59 años, especifica el informe, el vínculo preponderante fue de pareja o expareja (79 %), mientras que, entre las niñas y adolescentes y las mujeres mayores, el vínculo mayoritario fue el filial (77 % y 51 % respectivamente).

Las afectadas dijeron que realizaron la denuncia en la OVD por sentirse en un contexto de situación límite (55 %) y experimentar más miedo que el habitual (46 %), al tiempo que el 26 % asoció los hechos de violencia con los celos del agresor.

Según consta en el documento, al menos 295 de las denunciantes tenían algún tipo de discapacidad y el 23 % eran migrantes de otros países.

La frecuencia de la violencia fue diaria o semanal en el 61 % de los casos, mientras que el 5 % denunció un primer episodio de violencia.

Los equipos interdisciplinarios de la oficina evaluaron "un nivel de riesgo altísimo y alto" en 41% de las denuncias, y moderado en más de la mitad, con 54%, y sólo 5% con "riesgo bajo".

Por otra parte, el equipo médico constató lesiones en 1.516 niñas y adultas. De ellas, el 37 % sufrió los ataques en el rostro, mientras que en el 38 % de los casos, había antecedentes de lesiones físicas por hechos previos.

La OVD brindó acceso a justicia todos los días (incluidos fines de semana y feriados), durante las 24 horas, de forma presencial en la calle Lavalle 1250 de la Ciudad de Buenos Aires como así también de forma remota, a las personas afectadas por hechos de violencia doméstica.

Se recuerda que las personas que necesiten denunciar un hecho de violencia están exceptuadas de la prohibición de circular durante la vigencia de los períodos de aislamiento.

(Télam)