En los últimos 14 meses, 89 personas, el 97% de ellas mujeres, que estuvieron afectadas por hechos de violencia familiar manifestaron en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ser afrodescendientes o tener antepasados negros.

El 97% de las afectadas eran mujeres, de las cuales la mayoría eran argentinas (46%), y también de República Dominicana (11%), países limítrofes (17%), Venezuela (8%) y Perú (7%), entre otras nacionalidades.

El organismo de la Corte difundió hoy estos datos, Día de las personas Afroargentinas y la Cultura Afro.

En el informe de la OVD se detalló que más de la mitad de las afectadas tenía entre 22 y 39 años y el 23%, entre 40 y 49.

Y que el principal vínculo entre persona denunciada y afectada fue de pareja (76%).

Los equipos interdisciplinarios de la OVD evaluaron el nivel de riesgo de las denunciantes y determinaron la presencia de diferentes tipos de violencia: psicológica (99%), física (59%), simbólica (46%), ambiental (30%), económica (34%), social (14%) y sexual (14%).

El 41% de los casos fueron evaluados como de riesgo altísimo y alto.

La OVD incorporó a su sistema de gestión la variable “étnico-racial” para "ampliar su registro de indicadores a fin de visibilizar la doble o triple discriminación sufrida por las mujeres", explicó el ente judicial.

"Además de ser víctimas de violencia por cuestiones de género, se hallan en situación de vulnerabilidad por su color de piel y, muchas veces, también por su condición económica, lo que dificulta su acceso a justicia", añadió.

Asimismo en su informe, el organismo citó las Reglas de Brasilia sobre acceso a la Justicia de las personas en condiciones de vulnerabilidad.

"Se reconoce que la violencia por motivaciones misóginas y racistas expone a las mujeres afrodescendientes a mayores niveles de vulnerabilidad", resaltó la Oficina.


(Télam)