La justicia porteña iniciará una investigación de oficio al policía que intento evadir un control policial, al ser demorado por circular con la patente adulterada de su automóvil, según informaron fuentes judiciales.

A su vez, la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 11 ordenó la realización de las medidas de prueba a la Superintendencia de Control de Conducta Profesional de la Policía de la CABA y al Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad.

El hecho ocurrió días atrás en las cercanías del Parque Saavedra, cuando un oficial de policía solicitó la detención de un vehículo Toyota Corolla que circulaba con la patente cortada parcialmente

Al pedirle la identificación correspondiente, el conductor le dijo que era el "comisario inspector Gómez" y que tenía que conocerlo por su función de comisario inspector.

Una vez recibidas las medidas de prueba solicitadas, se citará a declarar al imputado para determinar si incurrió en el delito de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, precisó en un comunicado el Ministerio Publico Fiscal porteño.

Esta medida se le suma al pedido de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) de retirarle la licencia al policía por su accionar.

"Esto tiene que servir como un mensaje de apoyo a todos los policías y agentes municipales de todo el país que controlan el tránsito. Si alguien les dice 'sabés quién soy yo', la respuesta debe ser 'un ciudadano como cualquier otro', y llevar adelante su tarea hasta el final. Ni los vivos ni los que chapean tienen lugar en la cultura vial que necesitamos", dijo el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano. (Télam)