La jueza porteña Elena Liberatori ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que adopte las medidas necesarias para brindar condiciones dignas y seguras a los menores alojados en un hogar de niños y adolescentes de esta capital, informaron fuentes judiciales.

La medida cautelar, para cuyo cumplimiento Liberatori fijó el plazo de 10 días, dispone la realización de tareas y reparaciones en el hogar "Casa de Coca", ubicado en Cochabamba 3.565.

A pedido de una asesora tutelar, Liberatori dispuso que el Consejo de los Derechos de Niñas Niños y Adolescentes (CDNNA) del Gobierno de la ciudad "proceda a adoptar las medidas necesarias" para reducir riesgos o amenazas de accidentes, debido a las condiciones edilicias del inmueble.

Según la Justicia, se constató "mal estado de las paredes, con falta de revestimiento y pintura, humedad evidente, baño del primer piso clausurado, ausencia de canillas en algunos lavabos, falta de cortinas en las duchas del vestuario y mal estado de la alcantarilla, vidrios rotos, dormitorios sin puerta y persianas", sin refrigeración ni calefacción y "graves fallas" en el sistema eléctrico, entre otras deficiencias.

"Debo destacar que les niñes y adolescentes afectades por las deficiencias constatadas por la Asesora Tutelar interviniente pertenecen a un colectivo que se encuentra en situación de máxima vulnerabilidad, especialmente protegido por la Constitución de la Ciudad", expuso Liberatori en lenguaje inclusivo.

La jueza agregó que "las malas condiciones de infraestructura y mobiliario del hogar Casa de Coca afectan la dignidad, la seguridad, la integridad física y la salud de les niñes allí residentes".

La magistrada mandó efectuar esas reparaciones y que se provea ropa de cama, colchones y mobiliario que permita guardar las pertenencias de los alojados y se designe a una persona "que asuma exclusivamente la Dirección del Hogar" ante la vacancia que se produjo hace unos dos meses. (Télam)