La jueza civil y comercial de La Plata Luciana Tedesco de Rivero le negó hoy la posibilidad a Rocío Oliva, ex pareja de Diego Maradona, de ser parte de la causa en la que se está llevando a cabo la sucesión hereditaria de los bienes del Diez entre sus cinco hijos.

Oliva, a través de su abogada Ana Rosenfeld, había pedido tomar vista de la causa porque en declaraciones periodísticas el abogado Matías Morla dijo que como administrador de Diego Maradona realizó gastos a favor de ella y de su familia.

Oliva fue mencionada en varias declaraciones porque supuestamente en vida Maradona le habría hecho donaciones a ella y su familia, sobre todo de algunos vehículos y bienes inmuebles. No obstante, según la jueza, Rocío Oliva no va a poder tomar conocimiento de la causa donde sólo tramitan los bienes que deben recibir los herederos, que por ahora son Dalma, Gianinna, Diego Fernando, Diego Junior y Jana Maradona.

Ante el pedido, la jueza aclaró que "el proceso sucesorio tiene por fin la distribución del haber líquido hereditario entre los herederos o beneficiarios una vez pagadas las deudas a los acreedores, lo que presupone la determinación del activo y del pasivo en forma previa a esa distribución".

"A lo demás, no revistiendo el carácter de parte en estos obrados conforme a lo precedentemente expuesto, se desestima también el pedido de autorización formulado", agregó.

Oliva fue mencionada en varias declaraciones porque supuestamente en vida Maradona le habría hecho donaciones a ella y su familia, sobre todo de algunos vehículos y bienes inmuebles. No obstante, según la jueza, Rocío Oliva no va a poder tomar conocimiento de la causa donde sólo tramitan los bienes que deben recibir los herederos, que por ahora son Dalma, Gianinna, Diego Fernando, Diego Junior y Jana Maradona. SOF/OM NA