La justicia e Colombia le ordenó al organismo sanitario Incodol administrar la eutanasia que solicitó una paciente no terminal que padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA), se informó hoy.

"El juez 20 civil del Circuito de Medellín ordenó al Instituto Colombiano del Dolor (Incodol) practicar, si es el deseo de la paciente, la eutanasia solicitada hace meses por Martha Sepúlveda, quien en televisión le sonrió a la muerte y quien sufre de esclerosis lateral amiotrófica", informó el diario El Espectador, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El caso de Sepúlveda, una colombiana de 51 años, salió a la luz en un reportaje de Noticias Caracol a comienzos de octubre, en el que explicaba que el 10 de este mes se le practicaría la eutanasia por la enfermedad que padece.

Sin embargo, días después, la entidad prestadora de servicios de salud responsable de hacerlo le canceló el procedimiento, según la familia, por que en la televisión parecía bastante saludable.

La entidad había dicho en un comunicado que cancelaba el procedimiento porque Sepúlveda tenía "altas probabilidades de expectativa de vida mayor a seis meses".

Tras la notificación, la mujer interpuso una tutela (procedimiento judicial) para que se le restableciera este derecho, permitido en Colombia para personas con alguna enfermedad grave que les genere dolores insoportables, y que quieran acceder a ella.

Click to enlarge
A fallback.

En América Latina solo Colombia despenalizó la eutanasia en 1997, pero aún quedan vacíos que impiden el cumplimiento de ese mandato.

Según cifras oficiales, 157 personas han recibido la eutanasia en Colombia, todas en la fase terminal de una enfermedad.

En México existe la llamada ley del "buen morir", que autoriza al paciente o su familia a solicitar que la vida no sea prolongada por medios artificiales, mientras en Uruguay el Parlamento discute un proyecto sobre la eutanasia. (Télam)