La jueza de Violencia Familiar y de Género 3, Carolina Cáceres Moreno, no hizo lugar al planteo de incompetencia formulado por la defensa del arzobispo de Salta, Mario Cargnello, en la causa por violencia de género iniciada por la denuncia de las monjas del convento San Bernardo, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de un planteo de declinatoria presentado por el demandado, en la causa caratulada como "Monasterio, San Bernardo de Carmelitas Descalzas contra Cargnello, Mario Antonio; De Elizalde, Martín; y Ajaya, Lucio Francisco por violencia de género".

La declinatoria tenía por objeto la declaración de incompetencia de la jueza de violencia, por entender que corresponde la intervención del fuero eclesiástico, de conformidad al Concordato con la Santa Sede de 1966.

Cáceres Moreno, que apenas recibió la denuncia realizada ante la Oficina de Violencia Familiar y de Género dictó una serie de medidas precautorias, consideró que se encuentra habilitada para intervenir en la causa, en el marco de los tratados Internacionales de Derechos Humanos y leyes nacionales y provinciales que rigen la materia.

Entre esos tratados y leyes, la magistrada citó a la Convención CEDAW, la Convención de Belém do Pará, la Ley Nacional 26485, y las leyes provinciales 7888 y 8158, y explicó que en la materia se deben aplicar principios de tutela efectiva, inmediación y oficiosidad, entre otros.

Además, consideró importante puntualizar que en el acuerdo entre el Gobierno Argentino y la Iglesia Católica firmado en 1966, se garantizó a la Iglesia su autonomía para el libre ejercicio de su poder espiritual y también su competencia para el logro de sus fines específicos.

En este sentido, aseguró que ello no es obstáculo para que el Estado argentino pueda actuar para garantizar los derechos constitucionales de todos sus habitantes.

Los voceros indicaron que la fiscal Penal de Violencia de Género, Gabriela Dávalos, había dictaminado en idéntico sentido, por lo que entendió que el juzgado resulta competente para continuar interviniendo en estos autos. (Télam)