La médica infectóloga Florencia Cahn afirmó hoy que en estos días se va notar el impacto de las medidas restrictivas tomadas por el Gobierno y que si no se ve un amesetamiento real o descenso de casos, "va a ser un problema".

La presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) consideró que las medidas de restricción anunciadas a mediados de abril por el Gobierno nacional permitieron una reducción en la circulación de personas, donde hubo menos actividades pero "no fue algo tan drástico".

"Se tendría que ver un descenso, ya que desde el punto de vista sanitario venía aumentando", dijo Cahn, y que por el período de incubación del virus y el tiempo en que se demora en realizar los hisopados se dice de 10 a 14 días para ver el resultado de las medidas pero que "si mañana o pasado no vemos un asentimiento real o descenso de casos va a ser un problema".

En diálogo con Radio la Red, la infectóloga remarcó hay que cumplir con las restricciones con conciencia ya que "de la pandemia se sale con responsabilidad y vacunas".

Con respecto a la vacunación y las declaraciones de algunos expertos internacionales que advierten que podría hacer falta una tercera dosis de vacuna comentó que "hace falta más tiempo para ver cuanto duran los anticuerpos, en principio el sistema de vacunación es de dos dosis salvo alguna vacunas que tienen una".

En esta misma línea, insistió que recibir la segunda dosis después de un poco más de los tres meses no hace que pierda efecto la primera dosis, y enfatizó en que "hay mucha desinformación, pero todas las vacunas son buenas, la mejor vacuna es la que llega a tu brazo".

La especialista calificó como "una buena noticia" la llegada de más de 2 millones de dosis de vacunas y que "cada persona que se vacuna hoy es una menos que en dos o tres semanas puede tener una forma grave o caer en terapia intensiva". (Télam)